Curso online de Manipualdor de Alimentos

TEMA 1: EL MANIPULADOR DE ALIMENTOS

cocinera

La formación sobre higiene alimentaria dirigida a los manipuladores de alimentos, que trabajan en todos los niveles de la cadena alimentaria, es una de las medidas más eficaces en la prevención de enfermedades ocasionadas por el consumo de alimentos.

El Manipulador de Alimentos es toda persona que durante la realización de su actividad laboral, tiene contacto directo con los alimentos durante cualquiera de las fases desde que se recibe hasta que llega al consumidor final. Es decir, durante su: preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro y servicio.

Es importante tener el cuenta el gran papel que juega el manipulador de alimentos en la prevención de las enfermedades de origen alimentario, ya que en muchas ocasiones interviene como vehículo de trasmisión.

La finalidad de este curso es que los manipuladores de alimentos adquieran unos conocimientos necesarios para trabajar con los alimentos; que obtengan buenas prácticas de higiene alimentaria, para efectuar una producción segura de alimentos y reducir los riesgos de intoxicación.

El Certificado de Manipulador de Alimentos dotará de los conocimientos necesarios sobre higiene alimentaria a todas aquellas personas que en su actividad laboral realicen un contacto directo con los alimentos.

En este sentido, la normativa vigente establece la obligatoriedad de formación para ciertas ocupaciones profesionales. La lista de ocupaciones es bastante amplia, entre las que se pueden destacar aquellas relacionadas con: hostelería, comercio de alimentos, catering y comedores escolares, ayuda a domicilio, la fabricación, envasado, transporte de productos alimenticios, etc.


Normativa

La formación en higiene alimentaria se reconoce como uno de los pilares básicos dentro de la empresa alimentaria; es esencial para asegurar la correcta aplicación de los requisitos de higiene aplicables en cada fase o proceso y conseguir la producción de alimentos seguros. Este requerimiento tiene su reflejo en el Reglamento (CE) nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril relativo a la higiene de los productos alimenticios, que forma parte de lo que se conoce como el “paquete de higiene”. Dicho Reglamento, en su capítulo XII del Anexo II establece la formación de los manipuladores.

“Capítulo XII, Formación
Los operadores de la empresa alimentaria deberán garantizar:
La supervisión y la instrucción o formación de los manipuladores de productos alimenticios en cuestiones de higiene alimentaria, de acuerdo con su actividad laboral.
Que quienes tengan a su cargo el desarrollo y mantenimiento del procedimiento basado en los principios APPCC (Artículo 5) o la aplicación de las guías de prácticas correctas de higiene, hayan recibido una formación adecuada en lo tocante a la aplicación de los principios del APPCC.
El cumplimento de todos los requisitos de la legislación nacional relativa a los programas de formación para los trabajadores de determinados sectores alimentarios.”

De esta normativa se deduce:

  • La empresa es la responsable de la supervisión y la instrucción o formación de los manipuladores, de acuerdo con su actividad laboral.
  • Todas las empresas alimentarias han de asegurar la correcta formación de sus trabajadores, manipuladores de productos alimenticios, que debe acreditarse documentalmente.
  • La formación es un medio necesario para conseguir el objetivo de implantación y correcto funcionamiento del sistema APPCC o la aplicación de las guías oficiales de prácticas correctas de higiene.
  • La empresa alimentaria es así mismo responsable de que las personas que tengan a su cargo el desarrollo y mantenimiento del sistema APPCC o la aplicación de las guías prácticas correctas de higiene, hayan recibido una formación adecuada.
  • El control sanitario oficial en el curso de sus actividades (inspecciones, auditorías, etc.) comprobará la adecuación de dicha formación.


TEMA 2: LA ALIMENTACIÓN

Se denominan alimentos a todas las sustancias o productos, de cualquier naturaleza, sólidos o líquidos, naturales o transformados, que por sus características, aplicaciones, componentes, preparación y estado de conservación sean susceptibles de ser habitual e idóneamente utilizados para la correcta nutrición humana, como fruitivos (alimentos que carecen de valor nutritivo y se ingieren por su capacidad de producir deleite en el consumidor) o como productos dietéticos, en casos especiales de alimentación.

transporte de alimentos

Los procesos de manipulación que experimenta un alimento desde su lugar de origen hasta el lugar de consumo se denominan cadena alimentaria. La unión entre los elementos sería el transporte. Durante el transporte se deben respetar las características de conservación de cada alimento.

Los distintos eslabones serían: origen, transformación, almacenamiento, venta y consumo.

  • El origen es el lugar donde se obtienen los alimentos. Ejemplo: el lugar de origen de la leche sería la granja.
  • Se denomina transformación a las manipulaciones a que se someten algunos alimentos para cambiar sus características o aumentar su duración y de esta forma producir más variedad de alimentos y permitir un mejor aprovechamiento de los mismos. Ejemplo: la transformación de la leche en yogur queso, la pasteurización, etc. No todos los alimentos sufren transformación. Ejemplo: frutas y verduras que se consumen frescas.
  • El almacenamiento es el depósito temporal de los alimentos previo a su distribución, durante el cual se deben respetar las condiciones de conservación que indica el fabricante. Ejemplo: los alimentos congelados deben mantenerse a -18 ºC, los refrigerados entre 0ºC y 5 ºC y el resto almacenarse en lugares secos, frescos y protegidos de la luz solar directa.
  • La venta es la etapa que pone los alimentos a disposición del consumidor: supermercados, carnicerías, pescaderías, etc.
  • El consumo es el destino final de los alimentos. Los lugares donde se lleva a cabo son: hogares, restaurantes, comedores escolares, etc.

Desayuno Sano

La alimentación es la manera de proporcionar al cuerpo humano las sustancias que son imprescindibles para mantener la salud y la vida.

Finalmente, se denomina nutrición al conjunto de procesos por los que el cuerpo humano recibe, transforma y utiliza los nutrientes en los alimentos. Los alimentos proporcionan al organismo la energía y los nutrientes necesarios para su desarrollo, mantenimiento y la realización de las actividades cotidianas. La proporción en la que estos nutrientes están presentes en el alimento determina el valor nutritivo de los alimentos.

Los nutrientes son las sustancias químicas contenidas en los alimentos que necesita el organismo para realizar las funciones vitales: proteínas, carbohidratos (azúcares), lípidos (grasas), vitaminas, minerales, elementos traza y agua.

Las proteínas son los componentes básicos estructurales de las células. Tiene que haber una ingesta mínima de proteínas que nos proporcionen aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede fabricar. Al menos el 50% debe ser de origen animal. Las necesidades de adultos sanos y sedentarios es de 0.8-1 g/Kg. peso/día.

Los hidratos de carbono, también conocidos como carbohidratos, azúcares o glúcidos constituyen la principal fuente de energía para nuestro organismo.

Hay dos tipos: simples y complejos

  • Simples (azúcar, fructosa) tienen sabor dulce y son de absorción rápida. El azúcar refinado no debe superar el 10-15 % del total de la energía diaria ingerida (equivale a 8-10 terrones de azúcar de 5 g).
  • Complejos (almidón de cereales y pan). Son menos dulces y de absorción lenta.

Lípidos o grasas: Nos dan energía y son precursores de sustancias como las hormonas y las sales biliares entre otras. Hay varios tipos:

  • Ácidos grasos saturados (AGS): son las grasas de origen animal, el aceite de coco y de palma.
  • Ácidos grasos poliinsaturados: son esenciales y no pueden ser sintetizados por el organismo humano, por lo que necesitamos un aporte exógeno que debe ser suplido por la dieta. Se distinguen dos tipos de ácidos grasos poliinsaturados: omega 3 y omega 6.
    Ácidos grasos omega 6: destacamos el ácido linoleico principalmente. Se encuentran en el aceite vegetal de semillas (griasol y cártamo, soja, maíz).
    Ácidos grasos omega 3: principalmente el ácido linolénico. Presente en los pescados grasos (pescados azules) y los aceites de pescados y marisco, además de en los aceites de semillas y en las verduras de hoja verde.
  • Ácidos grasos monoinsaturados: presentes en el aceite de oliva, huevo y carne de cerdo. Disminuyen el colesterol LDL. Entre ellos está el ácido oleico.


Dieta equilibrada

Las recomendaciones dietéticas alimentarias son los niveles de ingesta de nutrientes esenciales considerados adecuados para satisfacer las necesidades nutricionales de la totalidad de personas sanas con actividad física moderada.

Paisaje con una granja

La dieta equilibrada es la forma de alimentarse que aporta alimentos variados en cantidades adaptadas a nuestros requerimientos y condiciones personales. Dieta es el conjunto de sustancias que ingerimos habitualmente que nos permiten mantener un adecuado estado de salud y una adecuada capacidad de trabajo.

En términos de alimentación la dieta Mediterránea se basa en los ingredientes propios de la agricultura local de los países de clima mediterráneo. Se resume en reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono en beneficio de más alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas.

Se caracteriza por: un consumo elevado de ajo, cebolla, tomate y frutos secos, pan, arroz, patatas y legumbres; Consumo medio de pescado, fruta y verdura; Discreto consumo de vino en las comidas y bajo consumo de carne y menos grasas de origen animal.


LA HIGIENE ALIMENTARIA

El término higiene quiere decir “saludable o bueno para la salud”. Actualmente, su significado ha evolucionado y se entiende como “el conjunto de conocimientos y técnicas que deben aplicar los individuos para el control de los factores que ejercen efectos nocivos sobre su salud. La higiene incide especialmente en la prevención de efectos nocivos, es decir, la disposición que se hace de forma anticipada para minimizar un riesgo.

En este sentido, la higiene alimentaria es el conjunto de medidas y condiciones necesarias para controlar los peligros y garantizar la aptitud para el consumo humano de un producto alimenticio desde la “granja a la mesa”, es decir, desde que se obtiene hasta que llega al consumidor final.

Es necesario que todo el personal involucrado en la producción y comercialización de alimentos guarde buenas prácticas higiénicas, para conseguir alimentos realmente higiénicos.

Entre las acciones que se han de realizar para conseguir una buena higiene alimentaria destacan:

  • Destrucción de las bacterias perjudiciales del alimento por medio del cocinado u otras prácticas de procesado.
  • Protección del alimento frente a la contaminación: física, química o microbiológica.
  • Prevención de la multiplicación de las bacterias perjudiciales por debajo del umbral en el que producen enfermedad en el consumidor.
  • Control de la alteración prematura del alimento.

TEMA 3: LA CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS

La contaminación es la presencia de cualquier agente biológico (bacterias, mohos, virus, parásitos), físico o químico en el alimento que pueda alterar la salud de quien lo consuma. La contaminación más frecuente es la causada por las bacterias, pero también existen otras fuentes o causas de contaminación.


chef

Clases de alimentos

Un alimento o proceso es inocuo cuando el conjunto de condiciones que reúne garantiza la ausencia de factores capaces de producir efectos perjudiciales para el consumidor.

Un alimento es nocivo si al ser consumido puede provocar efectos perjudiciales en el consumidor de forma aguda o crónica.

Un alimento es perecedero si debido a sus características exige condiciones especiales de tratamiento, manipulación, conservación en sus períodos de almacenamiento y transporte.

Un alimento está alterado si durante su obtención, preparación, manipulación, transporte o almacenamiento y por causas no provocadas deliberadamente, ha sufrido tales variaciones en sus características que su aptitud para la alimentación ha quedado anulada o sensiblemente disminuida, aunque se mantenga inocuo.

Un alimento está contaminado si contiene sustancias o microorganismos que pueden provocar la alteración del mismo o suponer un riesgo para la salud del consumidor.


Tipos de contaminación

1. Contaminación física es la causada por cuerpos extraños que generalmente son apreciados por el ojo humano, que pueden ser cortantes (vidrio, metales, etc.) o no cortantes (pelo, joyas, etc.). Todos ellos suponen un peligro para el consumidor, ya que pueden causar daños como cortes, atragantamientos, etc. Se controla:
  • Usando gorro en la cocina.
  • Tamizando la harina.
  • No llevando pendientes ni otros efectos personales.
  • Protegiendo las luces de la zona de trabajo.
2. Contaminación química es la originada por la presencia en el alimento de determinados sustancias tóxicas que pueden llegar al alimento de forma casual, o que están presentes en él por una incorrecta manipulación. Son productos químicos como: productos de limpieza, insecticidas, ambientadores, medicamentos, etc. Se controla:
  • Usando productos químicos con autorización sanitaria.
  • Almacenando los productos de limpieza y desinfección en un lugar exclusivo separado de alimentos.
  • No tocando las cajas portacebos.
  • No usando NUNCA envases tóxicos para almacenar alimentos.
  • Lavándose correctamente las manos tras usar productos químicos.
  • No pulverizando insecticidas ni ambientadores sobre los productos o sobre las zonas de trabajo.
  • No guardando medicamentos en los lugares donde se almacenen o manipulen alimentos.
3. Contaminación biológica está causada por la acción de seres vivos que contaminan el alimento. Engloba cualquier ser vivo como: insectos (moscas, cucarachas), roedores (ratas y ratones), aves (palomas, gorriones, gaviotas), parásitos (gusanos, gorgojo) o microorganismos (bacterias, virus y mohos). Tipos:
  • Enzimática: debida a la acción de las enzimas del propio alimento (ablandamiento de carnes, pescados, frutas y verduras).
  • Parasitaria: debida a infecciones producidas por insectos, roedores, pájaros, etc. (Gorgojos en las legumbres, gusanos en quesos y jamones, ratas y ratones).
  • Microbiológica, que es la más grave y frecuente, se produce por acción de los microorganismos.
Se controla:
  • Con envases que impidan el acceso de microorganismos e insectos

Fuentes de contaminación de los alimentos

Debemos conocer las principales fuentes de contaminación de los alimentos, para poder prevenirlas. Son: el medio ambiente (agua –contaminada o no potable-, polvo, tierra, aire); plagas: seres vivos citados anteriormente; utensilios y locales; basuras; otros alimentos y el manipulador de alimentos.


El medio ambiente

arbol con un columpio y una niña

Las plantas aportan a los microorganismos todos los elementos necesarios para su crecimiento. Reciben la contaminación por el suelo, el agua de riego, los animales e insectos y los manipuladores y útiles empleados en su procesado.

En el aire los microorganismos únicamente se mantienen suspendidos hasta que llegan al sustrato, donde encuentran las condiciones para multiplicarse.

Los alimentos pueden recibir microorganismos durante la manipulación y tratamiento provenientes del: equipo y maquinaria; material de embalaje y del manipulador.

El uso de agua contaminada para la limpieza y los procesos de elaboración y conservación de alimentos provocaría una contaminación irremediable en todos los productos elaborados, pudiendo provocar pérdidas económicas e incluso intoxicaciones en el consumidor. El agua empleada siempre debe ser potable y de características químicas y biológicas adecuadas al tratamiento o proceso para el que será usada.

El uso de aguas residuales sin tratar para el riego de los cultivos es una importante fuente de contaminación. Si se vierte agua residual en ríos o mares transmite su contaminación a pescados y mariscos y también se contaminan los suelos.


Plagas

Los animales llevan altas cargas microbianas en la piel, vías respiratorias, mucosas y tracto intestinal.


Utensilios y locales

Los utensilios y locales si no tienen la higiene adecuada se convertirán en un foco de infección.
Por ejemplo, en el suelo se acumulan microorganismos procedentes de todas las fuentes de contaminación. Durante el procesado de alimentos que hayan tenido contacto directo o indirecto con el suelo, se debe efectuar un lavado de la superficie. basuras


Basuras

La presencia de basuras cerca de los alimentos podrá contaminarlos.


Otros alimentos

En este caso nos referimos a la contaminación cruzada, que se produce cuando los gérmenes pasan desde un alimento, normalmente crudo portador de gérmenes patógenos, a otro listo para el consumo a través de utensilios, equipos, superficies, maquinaria, ropa o manos.


Según la forma de transmisión se distingue:

  • Contaminación cruzada directa cuando un alimento contaminado entra en contacto directo con uno que no lo está. Por ejemplo: contacto directo de alimentos cocidos con crudos; mala ubicación de los alimentos en la nevera; alimentos listos para comer toman contacto con el agua de deshielo de pollos, carne o pescados crudos.
  • Contaminación cruzada indirecta cuando existe transferencia de contaminantes de una alimento a otro a través de las manos, utensilios, equipos, mesas, tablas de cortar, etc. Por ejemplo, si cortamos un pavo crudo y utilizamos ese mismo cuchillo sin higienizar, para cortar pavo asado, contaminaremos el alimento cocinado con gérmenes del alimento crudo.

Para prevenir la contaminación cruzada de alimentos es necesario mantener una estricta separación entre las operaciones iniciales de almacenamiento y preparación de las materias primas, y la fase final de manipulación y conservación de los alimentos ya elaborados


Manipulador de alimentos

Muchas veces la falta de higiene en las personas que trabajan con alimentos provoca que se contaminen.

  • Puede ocurrir que los manipuladores estén enfermos y lo transmitan a los alimentos, provocando que afecte a la salud de otros consumidores.
  • Hablar, toser, sonarse la nariz o estornudar cerca o delante de los alimentos es otra posible contaminación, ya que provoca que las bacterias pasen a los alimentos.

TEMA 4: ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ALIMENTARIA

Las Enfermedades de Transmisión Alimentaria (E.T.A.) son un grupo de enfermedades sobre todo de tipo gastroentérico caracterizadas por cortos períodos de incubación (2 a 48 horas), síntomas característicos (vómito, diarrea, dolor abdominal, fiebre) y donde la recuperación suele ser en 24-72 horas con tratamiento adecuado.

Los alimentos son un medio nutritivo favorable para la vida y reproducción de microrganismos. El consumo de alimentos o de agua contaminados por ciertos microorganismos puede dar lugar a diferentes enfermedades en el hombre.


Tipos de toxiinfecciones

Una toxiinfección alimentaria microbiana es una patología de carácter agudo caracterizada por gastroenteritis. Los primeros síntomas se presentan unas horas o días después de la ingestión de alimentos contaminados con microorganismos patógenos o por los productos de ellos (toxinas). En otros casos el cuadro clínico es extraintestinal, por ejemplo: brucelosis, fiebre tifoidea y botulismo.

virus alimentario

Toxiinfecciones de carácter bacteriano: el microorganismo se desarrolla en el alimento y, tras la ingestión del mismo, desarrollará un cuadro clínico en el consumidor, que podrá ser una infección, la producción de toxina o ambos efectos combinados. Por ejemplo: la salmonelosis.

Intoxicaciones de carácter bacteriano: la toxina del microorganismo es la que provoca la enfermedad. Dicha toxina se encuentra en el alimento, siendo este la vía de acceso al organismo. Por ejemplo, la intoxicación por Staphylococcus aureus y Clostridium botulinum.

Infecciones alimentarias: enfermedades de origen alimentario como la brucelosis, tifus, tuberculosis, etc. El organismo no se multiplica en el alimento, sino en los tejidos del animal o de la persona que consume el alimento.

Infestación de origen alimentario: son enfermedades causadas por formas parasitarias en fases concretas de su ciclo evolutivo como anisakis, triquina, etc. El alimento es simplemente un vehículo para el parásito causante de la enfermedad, no se multiplica en él, sino en los tejidos del animal o de la persona que consume el alimento.

Brote alimentario: episodio en el que se ven afectados dos o más individuos después de haber ingerido un mismo alimento. Los síntomas pueden ir desde nauseas y vómito hasta diarrea, dolor de cabeza e incluso fiebre. Las bacterias patógenas que suelen provocar estas enfermedades pueden no modificar el aspecto, ni otras características del alimento (olor, sabor, color,…) por lo que su presencia y multiplicación no se observa a simple vista en los alimentos crudos, ni en los ya elaborados. Un análisis alimentario ha de confirmar cual es el alimento causante de la sintomatología.


IMPORTANCIA DE LAS E.T.A.

  • Pueden ser causa de enfermedad e incluso de muerte, sobre todo en niños, ancianos e inmunodeprimidos.
  • Pérdidas económicas por gastos médicos, medicamentos, pérdidas por horas de trabajo, etc.
  • Responsabilidad civil de los establecimientos causantes de las toxiinfecciones alimentarias.
  • Pérdida de imagen de estos establecimientos.

BACTERÍAS, LEVADURAS Y MOHOS

Las bacterias, levaduras y mohos son seres vivos microscópicos que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Son microscópicos, es decir, no son visibles al ojo humano; sin embargo están presentes en todos los medios: agua, aire, piel, pelo, boca, nariz, suelo…

Las bacterias pueden morir por envejecimiento, por la acción del hombre o por las condiciones ambientales adversas.

Los principales factores que afectan al desarrollo de las bacterias, mohos y levaduras son:

Nutrientes: los microbios necesitan la presencia de determinados componentes nutritivos para proliferar, sobre todo hidratos de carbono y aminoácidos (proteínas). Los alimentos ricos en estos componentes suelen ser por tanto, alimentos de riesgo.

Humedad: prefieren los alimentos con un alto contenido en humedad como la carne, pescado, aves, leche, etc. La proliferación es más rápida en alimentos líquidos que en alimentos sólidos. No obstante, pueden crecer en alimentos con un contenido de humedad menor y, por supuesto, sobrevivir en ambientes secos durante un tiempo hasta que encuentran la humedad que necesitan para multiplicarse. Los mohos y levaduras son capaces de sobrevivir y multiplicarse en alimentos con muy bajo contenido en humedad: harina, cereales, frutos secos, etc.

temperatura termometro

Temperatura: la zona de mayor peligro para el mantenimiento de los alimentos oscila entre los +5ºC y los +65ºC (zona de riesgo), siendo la temperatura óptima de crecimiento el intervalo +30ºC + 40ºC. Los alimentos no deben pasar más de 2 horas en la zona de riesgo.

En frigorífico, entre 0ºC y +5ºC, las bacterias se multiplican muy lentamente, pero no mueren.

En congelación, a temperaturas de menos de -18ºC, las bacterias permanecen latentes.

Por encima de +65ºC, las bacterias comienzan a morir.

Tiempo: el crecimiento de las bacterias depende del tiempo que las mantengamos a una temperatura que les permita multiplicarse (de ahí la fecha de caducidad de los alimentos). En buenas condiciones de ambiente y Tª las bacterias se reproducen dividiéndose en 2 cada 20 o 30 minutos.

El valor del pH, que varía entre 0 y 14, es utilizado como indicador del contenido ácido que existe en un alimento. Cada microorganismo tiene un pH de crecimiento óptimo, mínimo y máximo. Se considera que la mayoría de los microorganismos patógenos crecen a un pH más bien neutro, entre 5 y 8.

La mayoría de las bacterias prefieren un medio no ácido. La acidez interfiere e impide el crecimiento y desarrollo de las bacterias. Por eso, para alargar la conservación de muchos alimentos se les añade vinagre o limón (mayonesa, escabeche, yogur).

Oxígeno: unas bacterias pueden crecer en presencia de oxígeno (aerobias) y otras en su ausencia (anaerobias).

En cuanto a los virus son microorganismos constituidos por un solo tipo de ácido nucleico. Solo pueden multiplicarse en el interior de las células vivas. No pueden producir alteraciones en los alimentos, ya que no pueden crecer en ellos. Lo que pasa es que los utilizan como medio de transporte.

Una vez conocidos los principales factores que favorecen la persistencia y/o desarrollo de microorganismos en el alimento podremos establecer medidas preventivas.


AGENTES CAUSALES Y ENFERMEDADES QUE PRODUCEN

Los principales agentes de toxiinfecciones alimentarias son:

BACTERIAS

Las bacterias son la principal causa de las enfermedades trasmitidas por alimentos. Son organismos de tamaño muy pequeño, y es necesario el microscopio para poder verlas. Las más importantes son:

  • Salmonella spp
  • Lysteria monocytogenes
  • Clostridium botulinum
  • Clostridium perfringens
  • Staphylococcus aureus
  • Esterichia coli

VIRUS

Son un gran grupo de microorganismos que tienen un tamaño muy pequeño, son más pequeños que las bacterias.

  • Virus Morwalk
  • Virus Hepatitis A

PARÁSITOS

Los parásitos que producen enfermedades de transmisión alimentaria son mucho más grandes que las bacterias. Algunos crecen en el tracto gastrointestinal del hombre y de los animales y otros se encuentran en los tejidos de los animales utilizados para la alimentación humana.

  • Trichinella spiralis
  • Anisakis spp.
  • Tenia o solitaria

SALMONELLA

Produce Salmonelosis
Alimentos sensibles Los alimentos más frecuentemente involucrados son las carnes crudas, aves de corral, leche, ovoproductos (huevos y derivados), mayonesa y otros productos lácteos, camarones, ancas de rana, levaduras, coco y chocolate.
Inicio Generalmente de 8 a 12 horas después de comer.
Contaminación Intestino humano y animal.
Síntomas Dolor abdominal y diarrea, y algunas veces náuseas y vómitos. Los síntomas duran un día o menos y usualmente son moderados. Pueden ser más serios en personas que se encuentren debilitadas o de edad avanzada.
Prevención Cocinar adecuadamente los alimentos. Mantener alimentos en refrigeración a temperatura adecuada y lavarse bien las manos antes de manipularlos.

CLOSTRIDIUM BOTULINUM

Produce Botulismo (Toxina botulínica)
Alimentos sensibles Las esporas de esta bacteria están ampliamente distribuidas. Pero estas bacterias producen la toxina solamente en un ambiente anaeróbico (sin oxígeno) de baja acidez.
Se ha encontrado en una gran variedad de alimentos enlatados, también en carnes preparadas, jamón, salchichas, berenjenas rellenas, langosta, y pescado ahumado y salado.
Charcutería mal elaborada.
Conservas caseras mal elaboradas (mermeladas…)
Inicio Generalmente de 4 a 36 horas después de comida.
Contaminación Polvo, tierra, agua en mal estado, intestino de animales.
Solo crece SIN OXÍGENO (aunque está en el ambiente).
Síntomas Síntomas neurotóxicos que incluyen visión doble, dificultad para tragar, dificultad al hablar, y parálisis progresiva del sistema respiratorio. Busque atención médica inmediata. El botulismo puede producir la muerte.
Prevención Tratamiento térmico adecuado del alimento. Una vez en el alimento no puede eliminarse con lo cual deberá tirarse cualquier enlatado con olor, sabor, color raro, o que esté abombado antes de abrirse.

CLOSTRIDIUM PERFRINGENS

Produce Este germen está muy distribuido por el medio ambiente y, en ocasiones, está presente en los alimentos.
Tiene la característica de producir toxinas en alimentos que ya han sido cocinados.
Alimentos sensibles Las carnes y sus derivados son los alimentos más frecuentemente implicados. Estos organismos crecen mejor que otras bacterias a 45 - ¬60° C. Por lo tanto las salsas y los rellenos deben ser mantenidos a + de 60° C.
El peligro se produce durante el enfriamiento y almacenamiento de alimentos preparados.
Inicio Generalmente de 8 a 12 horas después de comer.
Contaminación Son bacterias que crecen en ausencia de oxígeno.
Síntomas Dolor abdominal y diarrea, y algunas veces náuseas y vómitos. Los síntomas duran un día o menos y usualmente son moderados. Pueden ser más serios en personas que se encuentren débiles o de edad avanzada.
Prevención Normalmente se producen por no mantener los alimentos calientes. Algunos están presentes después de cocinar y se multiplican a niveles tóxicos durante el enfriamiento y almacenaje de los alimentos preparados.

STAPHYLOCOCCUS AUREUS

Produce Intoxicación por Staphylococcus
Alimentos sensibles Enfermedad producida por su enterotoxina. La toxina es producida cuando los alimentos contaminados con la bacteria son dejados demasiado tiempo a temperatura ambiente.
Platos preparados, productos de pastelería: carnes, aves de corral, atún, ensalada de patatas y macarrones, pastelería rellena con crema, cremas o productos lácteos son ambientes propicios para que estas bacterias produzcan la toxina.
Inicio Generalmente de 30 minutos a 8 horas después de comer.
Contaminación Nariz, garganta, piel, pelo, heridas y granos infectados de los manipuladores.
Síntomas Diarrea, vómitos, náuseas, dolores abdominales, calambres, espasmos, cansancio y erupciones en la piel. Dura de 24 a 48horas. Es raramente mortal.
Prevención Higiene del personal y evitar toser, estornudar, sonarse, hablar cerca de los alimentos.

LISTERIA MONOCYTOGENES

Produce Listeriosis
Diarrea, nauseas, erupciones en la piel.
Tiene mucho peligro porque es capaz de atravesar las membranas, y en embarazadas puede llegar al feto, produciendo malformaciones.
Alimentos sensibles Puede encontrarse en alimentos crudos, así como en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada. Ej.: queso blando.
La Listeria, a diferencia de muchos otros microorganismos, es resistente al calor, sal, nitritos y acidez. Sobreviven y crecen a bajas temperaturas.
Inicio De 7 a 30 días después de comer, pero la mayoría de los síntomas se han recogido después de 48-72 horas del consumo de los alimentos contaminados.
Contaminación Polvo, tierra.
Síntomas Fiebre, dolor de cabeza, náuseas, y vómitos. Afecta principalmente a embarazadas y sus fetos, recién nacidos, ancianos e inmunodeprimidos.
Prevención Buen tratamiento térmico, higiene del personal, buenas prácticas de manipulación, limpieza y desinfección. Almacén de alimentos a temperatura adecuada.

ESCHERICHIA COLI

Produce Enterocolitis Hemorrágica
Dolor abdominal, diarrea (a veces sanguinolenta), ataques…
Alimentos sensibles Alimentos contaminados con materia fecal de animales portadores, en general se asocia a carnes picadas (hamburguesas, chorizos, etc.) mal cocinadas, a zumos o salsas no pasteurizados contaminados y a agua (no potable).
Inicio De 12 horas a 3 días después de la ingesta.
Contaminación Agua y manipuladores.
Es sensible al calor, por lo que se elimina durante la cocción de los alimentos.
Síntomas Dolor abdominal y diarrea acuosa al principio, en el transcurso se presenta regularmente eliminación de sangre. En adultos sanos se autoelimina antes de los ocho días. Hasta un 15 % de los casos (principalmente niños) han presentado síndrome urémico hemolítico (fallo renal y anemia hemolítica). En ancianos se ha presentado púrpura trombocitopénica con muerte en hasta un 50%.
Prevención Correcta higiene y tratamiento térmico de alimentos.

VIRUS DE LA HEPATITIS A

Produce Hepatitis A. Es la enfermedad más común de origen alimentario causada por un virus. El hombre es la principal fuente.
Alimentos sensibles Agua no potable contaminada con materias fecales, o alimento contaminados por manipuladores portadores del virus. Los moluscos llegan a ser portadores cuando sus lechos son contaminados por aguas turbias no tratadas. Los moluscos crudos son portadores particularmente potentes puesto que al cocinarlos no siempre se destruye el virus.
Inicio Pueden aparecer entre 3-6 semanas después de la infección y varían entre síntomas gripales, ictericia (piel y ojos amarillos) y orina oscura.
Contaminación Se trasmite por contaminación fecal-oral a través de las manos y afecta a una gran cantidad de alimentos.
Síntomas Comienza con decaimiento, pérdida del apetito, náusea, vómito y fiebre. Después de 3 a 10 días el paciente desarrolla ictericia con orina oscura. Los casos severos pueden causar daño al hígado y muerte.
Prevención Correcta higiene de las manos.

VIRUS NORWALK

Produce Lasgastroenteritis viral aguda (inflamación del estómago y/o intestinos).
Alimentos sensibles Moluscos recogidos en aguas contaminadas y verduras regadas con aguas residuales. No se elimina mediante cocinado.
Inicio Los síntomas suelen aparecer entre 24 y 48 horas post-consumo
Contaminación Es transmitido por la ruta fecal-oral a través del agua y los alimentos. Aparece en las heces de las personas infectadas.
Síntomas Produce vómitos, diarreas, dolor abdominal y de cabeza e hipotermia. Es una afección suave y se cree que producen 1/3 de las gastroenteritis de los niños entre los 6 y los 24 meses.
Prevención Buenas prácticas higiénicas.

ANISAKIS SIMPLEX

Produce Anisakiasis o Anisakidosis: La larva se fija a la mucosa produciendo inflamación. En algunos casos la perfora y migrar a otros órganos.
Alimentos sensibles Pescado parasitado crudo o poco cocinado (microondas o a la plancha), ahumado, salado, en vinagre, marinado. Los pescados más comunes en presentarlo son bacalao, sardina, boquerón, arenque, salmón, abadejo, merluza, pescadilla, caballa y bonito. También cefalópodos como el calamar y la sepia.
Inicio Gastroenteritis: puede empezar hasta 1 o 2 días después de haber comido el pescado contaminado. Dolor de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, estreñimiento... y en casos graves obstrucción intestinal. No suele dar fiebre.
Alergia: empieza minutos o como mucho horas después de comer el pescado. Puede quedarse en una leve urticaria o complicarse, desembocando en casos extremos en un shock anafiláctico.
También es posible una combinación de ambos cuadros: síntomas gástricos y después urticaria.
Contaminación Ciclo: Los mamíferos marinos liberan huevos por las heces, en el mar se desarrolla hasta larva infectante, son ingeridas por pequeños crustáceos y cefalópodos y maduran. Se cierra el ciclo cuándo estos son ingeridos por los mamíferos marinos. Se aloja en el tubo digestivo de los peces vivos y una vez que éstos mueren, las larvas migran hacia las vísceras y la musculatura.
El hombre es un huésped accidental. Se infesta por consumo de pescados y cefalópodos contaminados insuficientemente cocinados o crudos (marinados, en vinagre, ahumados o salados) en cuyo interior se encuentran larvas vivas de anisakis.
Síntomas Las larvas afectan sobre todo al tracto gastrointestinal y sobreviven a las diferentes secreciones digestivas (forma gástrica). Pueden enclavarse y producir inflamación o en casos más graves, llegar a perforar estómago e intestino o migrar a otros tejidos y órganos (afectación articular y de otros órganos).
Gastroenteritis: la forma gástrica cursa con vómitos, diarreas, náuseas y dolor abdominal. Pueden producir obstrucciones digestivas. Se han dado casos de afectación de otros órganos como pulmón, hígado, páncreas.
Alergia alimentaria al anisakis: desde una simple urticaria al angioedema (grandes ronchas en la superficie de la piel, alrededor de ojos, labios, y que puede también afectar a manos, pies y garganta. Los cuadros más graves se asocian a "shock anafiláctico".
Prevención Se previene cocinando el pescado a 60 ºC al menos 10 minutos o congelándolo a -20ºC durante más de 24 horas. Tras ello, descongelaremos en refrigeración y los prepararemos como se hace habitualmente.

TRICHINELLA SPIRALIS

Produce Triquinosis. Es un parásito que infecta a cerdos, ciervos y jabalíes.
Alimentos sensibles Las fuentes de infección son normalmente cerdos sacrificados de modo casero, o animales de caza sacrificados sin inspección sanitaria. La infección se produce cuando se consumen estos tipos de carne cruda o mal cocinada.
Inicio Se inician diez días después de su ingestión.
Contaminación El hombre se infecta comiendo carne de cerdo, jabalí, caballo, etc., con quistes de triquina.
Síntomas Se inicia con una fase intestinal manifestada como una gastroenteritis inespecífica (cólico, diarrea, vómitos, etc.). Unos días después se observan signos musculares como edema de párpados, dolores musculares, fiebre. Se puede dar también urticaria y signos neurológicos y respiratorios.
Las de tipo paralizante dan lugar a síntomas neurológicos que aparecen pocos minutos después de la ingestión (hormigueo, Intoxicación por toxinas marinas ardor, entumecimiento, parálisis respiratoria).
Prevención La cocción a más de 60 ºC y la congelación a -20 ºC diversos, según el tipo de toxina, la cantidad y durante 20 días destruye la larva.
Se previene evitando la compra y consumo de carnes poco cocidas de procedencia dudosa, incluidos los derivados cárnicos.

SÍNTOMAS FRECUENTES

Los síntomas más frecuentes de estas enfermedades son malestar general, vómitos, diarrea y dolor abdominal. Aunque algunos más peligrosos pueden llegar a causar lesiones graves e incluso la muerte.

ALIMENTOS CON MAYOR RIESGO DE CONTAMINACIÓN

Cualquier alimento puede ser susceptible de contaminarse, pero hay algunos de mayor riesgo, ya que su naturaleza, composición o forma de preparación culinaria los convierten en dianas perfectas para que las bacterias se multipliquen en ellos.

Por ejemplo,

  • Platos con base de huevo: mayonesas, ensaladillas, etc. Queda prohibido el uso de huevo crudo, en su lugar se utilizará huevina u ovoproductos pasterizados.
  • Carne picada, para hacer hamburguesas, albóndigas, ya que la cantidad de alimento que tienen en contacto con el aire es muy superior a una pieza entera, sin picar, por lo que es más probable que se contamine.
  • Aves de corral y granja: pollo, gallina, perdiz.
  • Pescados frescos, mariscos y moluscos.
  • Productos crudos.
  • Productos de pastelería o bollería: especialmente los que contienen cremas o nata.

TEMA 5: PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ALIMENTARIA

Para evitarlos riesgos que puedan aparecer, los manipuladores deben tener en cuenta distintas actividades de prevención. Una de ellas es mantener una correcta higiene del lugar de trabajo.

bacteria

Esta higiene engloba distintos ámbitos, por lo que el manipulador debe cuidar:

  • Su salud
  • La higiene personal
  • La indumentaria o ropa de trabajo
  • Tener hábitos higiénicos respecto a los alimentos


¿QUÉ HACER EN CASO DE INTOXICACIÓN ALIMENTARIA?

  • Comunicarlo inmediatamente a la autoridad sanitaria competente
  • Tratar de recordar y anotar la relación de menús y alimentos consumidos por el grupo de personas afectadas, así como la fecha y el lugar donde lo adquirieron.
  • Conservar aislados y refrigerados el resto de alimentos, ya que su análisis puede ser decisivo.
  • Colaborar con el personal sanitario.

PRÁCTICAS CORRECTAS DE HIGIENE

Existen 2 tipos de gérmenes en piel y manos: residentes y transitorios.

niño lavandose las manos ¿Cuándo lavarse las manos?
  • Antes y después de empezar la jornada, incluyendo brazos y antebrazos y uñas.
  • Después de una pausa.
  • Al cambiar de tarea.
  • Después de tocar alimentos crudos o realizar tareas de limpieza de utensilios o superficies o después de tocar algún animal.
  • Después de IR AL SERVICIO.
  • Después de sonarse, toser o estornudar.
  • Después de tocar el dinero.
  • Además es necesario cubrir las heridas en las manos con cubiertas impermeables.
¿Cómo lavarse las manos?
  1. enjuagarse hasta el codo.
  2. enjabonarse.
  3. cepillarse uñas y manos.
  4. enjuagarse con agua limpia para eliminar el jabón.
  5. secarse con papel de 1 solo uso o secador de aire caliente.
Higiene del pelo
  • Lavarse la cabeza de manera regular.
  • Empleo de gorros y redecillas.
  • Cubrir la barba con mascarilla.
  • No peinarse con la ropa del trabajo.
Boca y fosas nasales
  • Evitar estornudar o toser en dirección a los productos manipulados.
  • Proteger la tos o estornudo con un papel o con el brazo. Lavándose las manos y la zona a continuación.
  • Usar pañuelos de un solo uso.
  • No comer, beber, fumar o mascar chicle durante la manipulación de alimentos.
  • No tocarse la nariz, boca, oído, ojos o rascarse la cabeza u otras zonas donde pueda haber gérmenes.
Ropa y efectos personales
  • En el trabajo utilizar ropa exclusiva ligera, amplia y de tejidos fácilmente lavables, para el trabajo. Guardarla separada y limpia para que no contacte con la ropa de calle.
  • El calzado debe ser adecuado, antideslizante y deberá guardarse separado de la ropa de calle.
  • No llevar joyas u otros efectos personales que pudieran entrar en contacto con los alimentos.
  • Procurar no utilizar perfumes, lociones de afeitar u otros productos que pudieran transmitir su olor a los alimentos.
Otras medidas higiénicas
  • No utilizar útiles sucios.
  • Lavarse las manos después de recoger del suelo instrumentos caídos, antes de continuar con la manipulación.
  • Correcta presentación de los alimentos, en vitrinas cuando estén expuestos a posibles contaminaciones.
  • No usar la madera como material de trabajo (ni en mangos de útiles).
  • No usar el material para fines distintos a las actividades del establecimiento.
  • Usar sólo toallas de un solo uso.
  • No colocar en el suelo alimentos ni bandejas con alimentos.
  • No cubrir el suelo con serrín ni cartones.
  • Descongelar siempre en la nevera o en el microondas.
  • No recongelar.
  • No recalentar más de una vez ni conservar alimentos recalentados.
  • No utilizar los mismos útiles para alimentos crudos y cocinados.
  • Utilizar lejía de uso alimentario para desinfectar bien verduras, hortalizas y frutas.
  • No preparar alimentos con demasiada antelación a su consumo.
  • Cocinar suficientemente los alimentos.
  • Los manipuladores que estén enfermos no deben manipular alimentos.

TEMA 6: DESINSECTACIÓN Y DESRATIZACIÓN

raton

Los insectos pueden transportar hasta los alimentos todo tipo de gérmenes. La importancia del control y lucha contra plagas radica en que pueden transmitir enfermedades zoonósicas. Se denomina enfermedad zoonósica la que trasmiten los animales al hombre.

Las ratas y ratones tienen una extraordinaria capacidad para contaminar no solo los alimentos de los que comen, sino también todos aquellos con los que toman contacto. La lucha contra insectos y roedores debe hacerse aplicando, tanto medidas físicas preventivas como procedimientos de eliminación o de control de plagas.

Las plagas se producen cuando existen especies implicadas en la transferencia de enfermedades infecciosas para el hombre y en el daño del hábitat y bienestar urbano de forma continuada en el tiempo, por encima de los niveles normales.

PRINCIPAL PLAGA MODO DE CONTAGIO ENFERMEDADES QUE TRANSMITEN
Ratones Pulgas y ácaros
Orina de ratón
Peste bubónica. Tifus. Salmonelosis. Leptospirosis
Palomas Son portadoras de Listeriosis. Salmonelosis. Campilobacteriosis. Toxoplasmosis
Cucarachas Son portadoras de Parásitos. E. Coli. Virus

Existen diferentes medidas preventivas para luchar contra las plagas

  • Trampas, insectocutores (luces fluorescentes que llaman la atención de los insectos, los atraen a ella y los destruyen), ultrasonidos.
  • Rejillas en los desagües: es necesario comprobar que están bien colocadas y que no pueden colarse animales.
  • Mallas en las ventanas y mosquiteras: evitan la entrada de aves e insectos. Se ha de comprobar que no tienen agujeros, ni están rotas.
  • Orden y limpieza correcta en los almacenes. NUNCA colocar alimentos directamente en el suelo.
  • Los cubos de basura han de estar limpios y es necesario cambiar la bolsa frecuentemente.
  • Biocidas (Directiva 98/8/CE)
  • Plaguicidas no agrícolas o de uso ambiental y en la industria alimentaria. (Deben estar inscritos en el Registro de Plaguicidas de la Dirección General de Salud Pública y Consumo del Ministerio de Sanidad y Consumo).
  • Deben ser manipulados solo por personal autorizado y deben almacenarse en un lugar totalmente apartado de materias primas alimenticias o alimentos elaborados.

En el caso de encontrar algún animal, de debe avisar a empresas externas, homologadas por las autoridades competentes, para que destruyan estas plagas. En ningún caso se pueden utilizar productos para tratar ese problema, ya que siempre deben utilizarse métodos y productos especiales para cada establecimiento y para cada animal.

La periodicidad de los tratamientos de desinsectación y desratización depende del tipo de industria, para lo cual debe desarrollarse un programa de vigilancia, detección y control y/o erradicación de estas plagas de forma similar al programa de limpieza y desinfección.

TEMA 7: LOCALES Y EQUIPOS: LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

Las instalaciones donde se reciben, preparan y expenden alimentos deben ofrecer garantía y seguridad higiénica. Deben estar diseñadas de forma que favorezcan y faciliten tanto la higiene personal como la limpieza y desinfección de locales y equipos.

interior restaurante

Es necesario conocer el DIAGRAMA DE FLUJO (secuencia detallada de las etapas o fases del proceso desde la recepción de las materias primas hasta la distribución) para evitar contaminación cruzada.

Los locales deben cumplir los siguientes requisitos

  • Separación neta entre zonas sucias y zonas limpias.
  • Puertas y ventanas de fácil limpieza y material inalterable.
  • Aberturas al exterior protegidas (mallas mosquiteras, etc.).
  • Suficiente número de tomas de agua fría y caliente.
  • Ventilación adecuada y suficiente.
  • Desagües adecuados y buenas salidas de los vertidos líquidos.
  • Iluminación suficiente y protegida.
  • Techos lisos, resistentes al fuego, color claro y con bordes curvados y fáciles de limpiar.
  • Paredes lisas, impermeables, de colores claros y fáciles de limpiar.
  • Suelos antideslizantes, fáciles de limpiar, con inclinación a sumideros y ángulos redondeados.
  • Esterilizadores para limpiar los útiles.
  • Dispositivos y útiles de trabajo de materiales resistentes y fáciles de limpiar y desinfectar.
  • Usar pasillos sólo de paso.
  • Los vestuarios y servicios no pueden comunicar directamente con los lugares de trabajo y deben estar bien dotados.

La limpieza se define como el conjunto de operaciones que permiten eliminar la suciedad visible o microscópica mediante agua y detergentes. Los productos deben guardarse en envases originales cerrados y bien etiquetados en lugares exclusivos y lejos de áreas de almacenamiento y elaboración de productos.

La desinfección es el conjunto de operaciones que tiene como objetivo la reducción temporal del número de microorganismos vivos y la destrucción de los patógenos hasta niveles seguros. Siempre se realiza después de la limpieza. Sólo se usarán desinfectantes debidamente autorizados. Únicamente con la esterilización se obtendrá un medio completamente exento de gérmenes.


utensilios de limpieza

Plan L+D (Limpieza + Desinfección)

Las operaciones de limpieza y desinfección se establecerán en un programa o plan de limpieza, en el que se determine:

  • Frecuencia con la que hay que limpiar y desinfectar (hora y día de la semana).
  • Tipo y dosis de productos.
  • Métodos y frecuencias de las operaciones.
  • Personal encargado de la tarea y personal de control de la misma.
  • Productos de limpieza y desinfección (características y almacenamiento).
  • Preparación previa a la limpieza (desmontaje de maquinaria, uso de guantes, retirada de alimentos).


Protocolos de limpieza y desinfección

  • La limpieza se debe realizar con métodos apropiados.
  • La limpieza de suelos y paredes se efectuará cuando no se manipulen alimentos.
  • Está terminantemente prohibido barrer en seco.
  • Limpieza de cámaras en ausencia completa de alimentos con abundante agua caliente y jabón y aclarado final con agua.
  • Equipos adecuados para limpieza y desinfección de los medios de transporte.
  • Limpieza y desinfección de todos los útiles empleados.
  • Secado de mesas con paño de un solo uso preferentemente con una solución desinfectante y posterior aclarado con agua.
  • En hostelería es obligatorio el uso de lavavajillas, que debe alcanzar una temperatura de 82ºC.
  • La frecuencia será la necesaria de tal forma que se evite la presencia de polvo, suciedad y acumulación de restos y desperdicios. Se debe establecer una frecuencia en función del tipo y niveles de contaminación de las materias primas y del crecimiento microbiano que pueda existir a lo largo de todo el procesado. Ej.: suelos, paredes y superficies cercanas al área de trabajo se han de limpiar diariamente; las máquinas se han de desmontar, limpiar y desinfectar después de su utilización; los utensilios que no se utilicen cada día se deben de lavar y desinfectar antes de ser utilizados.

Los planes de L + D incluyen vigilancia, medidas correctoras y registros:

La vigilancia se traduce en realizar inspecciones y mantenimientos regulares. Es necesario realizar:

  1. Controles de frecuencias y procedimientos.
  2. Inspecciones diarias de las condiciones higiénico-sanitarias de los locales, equipos y utensilios.
  3. Revisiones del funcionamiento del sistema.
  4. Controles microbiológicos mediante la toma de muestras de superficies y el ambiente.

Las medidas correctoras se implementarán en caso de encontrar equipos que no estuviesen suficientemente limpios. Hasta que no se implementen no se iniciará la actividad y se restablecerán las pautas de los programas de limpieza y desinfección.

La redacción escrita de los programas de limpieza y desinfección son los registros:

  • Anotación de incidencias en locales, equipos y utensilios.
  • Anotación de incidencias en el plan de limpieza.
  • Anotación de resultados de los controles microbiológicos.

TEMA 8: CONSERVACIÓN

La VIDA ÚTIL es el tiempo máximo en el que un alimento conserva todas sus propiedades organolépticas, nutricionales y sanitarias. La conservación pretende aumentar la vida útil de los alimentos

Objetivos de la conservación:
  • Prevenir o retrasar la actividad microbiana.
  • Prevenir o retardar la descomposición de los alimentos.
  • Prevenir las lesiones debidas a insectos, roedores, causas mecánicas.

Para realizar la conservación de los alimentos se utilizan diferentes sistemas. Los más frecuentes y tradicionales son: calor, frío, deshidratación, aditivos, irradiación y el envasado específico.

CONSERVACIÓN POR CALOR

Los microorganismos sólo se destruyen con calor.

  • El Escaldado: breve cocción de vegetales para después deshidratar o congelar.
  • La Cocción o ebullición: somete a los alimentos a temperaturas de unos 100ºC durante 5 minutos. Se consigue la destrucción de los microorganismos, pero no de sus esporas.
  • La Pasteurización: consiste en someter al alimento a temperaturas cercanas a 80ºC. Así destruimos bastantes microorganismos, pero no todos. Por ello es importante que después de pasteurizar se conserven estos alimentos en refrigeración, para mantener “a raya” el crecimiento de los microorganismos. La vida útil del alimento es baja. -Baja: 60-70 °C 30 m.
    -Alta: 70-80 °C 20-30 s.
    En leche, zumos, cervezas. Se envasan en cartón parafinado o plastificado o botellas de vidrio y sólo duran unos días.
  • La Esterilización: se somete al alimento a temperaturas cercanas a 120ºC, así destruimos todos los microorganismos que haya en el organismo, incluso sus esporas.
    120 °C durante 20 minutos. Vida útil + 6 meses.
  • La Uperización (UHT): es un sistema en el que se aplica alta temperatura en muy poco tiempo, pero suficiente para eliminar todos los microorganismos y sus esporas, y conseguir que el alimento sufra lo menos posible por este tratamiento térmico. 140 °C en 2 segundos
    Ej.: Leche UHT (podemos guardarla fuera del frigorífico).

CONSERVACIÓN POR FRÍO

    congelador con alimentos saludables
  • La refrigeración consiste en someter a los alimentos a temperaturas entre 0-5 °C. A esta temperatura los microorganismos se multiplicarán muy lentamente, por lo que se retrasa el crecimiento microbiano.
  • La congelación : A -18°C. Se para el crecimiento microbiano, pero los microorganismos no mueren.
  • La ultracongelación: Entre -35°C y -150 °C durante un breve período de tiempo.

En este punto cabe resaltar la CADENA DE FRÍO, que consiste en mantener el frío (refrigeración o congelación) a su temperatura adecuada durante todo el proceso por el que pasa el alimento: producción, transporte, recepción, almacenamiento y venta al consumidor.

Si no se mantiene esta temperatura durante todo el proceso el alimento sufrirá consecuencias IRREVERSIBLES y provocará que el alimento no conserve todas sus propiedades en buen estado.

Si se rompe la cadena de frío, se puede detectar en algunos productos: escarcha sobre los envases congelados o productos congelados formando bloques de hielo, líquido abundante sobre los yogures al abrirlos, etc.

CONSERVACIÓN POR DESHIDRATACIÓN

  • El secado: pérdida parcial de agua por acción natural o artificial.
  • El concentración : eliminación parcial de agua en alimentos líquidos.
  • El liofilización : eliminación total del agua por congelación rápida seguida de una sublimación. Este procedimiento se utiliza sobre todo en la leche infantil, sopas, café e infusiones.

CONSERVACIÓN POR ADITIVOS

  • De origen natural (vinagre, limón, aceite, azúcar, sal, alcohol)
  • De origen industrial debidamente autorizados.

CONSERVACIÓN POR IRRADIACIÓN

  • Exposición de algunos alimentos a radiaciones ionizantes (rayos gamma). Prolonga la vida útil del alimento.
  • Los productos europeos actualmente irradiados son: patatas, cebollas, hierbas, especias, condimentos vegetales.

CONSERVACIÓN POR ENVASADO ESPECÍFICO

  • Envasados al vacío: consiste en la eliminación del aire que rodea al alimento, reduciendo por tanto degradaciones del alimento por parte del oxígeno, así como dificultando el crecimiento de muchos microorganismos. Ej. Café, arroz o las especias.
  • Envasado en atmósferas modificadas: en este método también se sustituye el aire que envuelve al alimento por un gas o mezcla de gases. Los gases más utilizados son el oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, que producen un efecto individual o combinado para mantener la calidad de los alimentos.

TEMA 9: PROVEEDODES, ENVASADO, EMBALADO Y ETIQUETADO

1. Proveedores

En primer lugar se deben elegir correctamente a los proveedores, asegurarse de que están autorizados y de que entregan las materias primas en un óptimo estado higiénico.

envases

Pasos a seguir:

  • Comprobar y conservar la documentación que acredite su origen.
  • Comprobar que el transporte en frío se realiza con el vehículo adecuado según el alimento: isotermos, refrigerados o congeladores.
  • Comprobar el estado en que llegan los productos: etiquetado, temperatura, colocación en el camión, embalajes y envases.

Estos últimos no deberán presentar deformaciones, roturas, oxidaciones y los productos congelados deberán estar sin deformar y sin escarcha.

  • Observar las características externas de calidad de los productos no envasados.
  • Identificar y aislar del resto del lote los productos con anomalías.
  • No depositar las mercancías directamente en contacto con el suelo.

2. Envasado y embalado

Un envase es el recipiente destinado a contener alimentos. El diseño y los materiales de los envases deben ser tales que ejerzan una triple acción protectora: química, impidiendo o permitiendo de forma selectiva el paso de algunos gases (oxígeno, vapor de agua); física, protegiendo de la luz, polvo, suciedad, daños mecánicos) y biológica, que impida el acceso de microorganismos e insectos.

El embalaje es el material utilizado para proteger el envase. Los envases se ajustarán a las disposiciones vigentes relativas a las condiciones generales de los materiales en contacto con los alimentos.

Características:

  • Deben realizarse en condiciones higiénicas satisfactorias.
  • Los materiales serán resistentes; no podrán alterar las características organolépticas de los alimentos; no podrán ser sustancias nocivas para la salud.
  • No podrán reutilizarse salvo excepciones.
  • El material de envasado y embalado que no se utilice, debe almacenarse en una zona protegida y alejada del área de producción.


3. Etiquetado

etiquetado caja

El etiquetado es el único medio que tiene el consumidor para identificar un producto asociándolo a una empresa. No puede inducir error ni en la composición ni en la presentación.

El etiquetado de los alimentos se encuentra actualmente regulado en España mediante el Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, por el que se aprueba la Norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, y que incorpora las disposiciones de la legislación comunitaria en la materia. Esta norma es de aplicación tanto para el etiquetado de los productos alimenticios destinados al consumidor final como a restaurantes, hospitales, cantinas y otras colectividades similares.

Las especificaciones obligatorias que debe incluir son: denominación del producto; lista de ingredientes; contenido neto (peso neto y peso escurrido); marcado de fechas; instrucciones de conservación; modo de empleo; identificación de la empresa y del lote de fabricación; país de origen; marca de salubridad.

Productos no envasados

  • Carnes (canales y medias canales): deben llevar el sello de la inspección veterinaria del matadero y deberá mantenerse este sello hasta realizar la venta de la pieza.
  • Conejos y aves: deben llevar el marchamo (marca) de inspección veterinaria.
  • Moluscos: los moluscos vivos o frescos estarán en mallas amarillas con la etiqueta que garantice su depuración (limpieza y purificación). Todos estos productos, además del pescado fresco, irán acompañados de la documentación sanitaria correspondiente.

TEMA 10: APPCC, Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos

peligro

El sistema de autocontrol APPCC corresponde a la siglas Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC) es una herramienta de trabajo basada en la prevención y orientada a garantizar la seguridad de los alimentos que llegan al consumidor. Este sistema permite identificar, evaluar y controlar todos los puntos que pueden peligro, así como establecer medidas preventivas para eliminarlos y/o reducirlos hasta niveles aceptables.

Las ventajas que ofrece este sistema son:

  • Incrementa la confianza en la seguridad de los productos.
  • Óptima utilización de los recursos con el fin de reducir los posibles riesgos al ser consumido el alimento.
  • Una vez instaurado, es la propia empresa la que realiza el autocontrol.
  • Todo el personal está involucrado.
  • Facilita las inspecciones sanitarias, ya que constituye una ayuda para demostrar el cumplimiento de las especificaciones, códigos de buenas prácticas y/o legislación.
  • Es un método de control barato, que optimiza los recursos de la empresa, ya que reduce los costes ocasionados por el control de las enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • Proporciona un enfoque común en los aspectos de seguridad alimentaria.

LA ELABORACIÓN DEL APPCC

1 Formación de un equipo de APPCC El equipo debe poseer conocimientos específicos y la competencia técnica adecuada tanto del proceso como del producto.
La dirección de la empresa es la responsable de proporcionar estos conocimientos mediante la preparación del personal.
2 Descripción del producto Información sobre composición, materias primas, método de elaboración, etc.
3 Identificar el uso esperado Se estudiará la utilización prevista por los consumidores y el grupo de población al que va dirigido.
4 Desarrollar el diagrama de flujo del proceso de fabricación Describir el proceso productivo.
Ej.: estamos en un establecimiento de venta de productos al consumidor, supermercado. Las fases por las que pasarían nuestros alimentos son:
Recepción de materias primas -> Almacenamiento -> Exposición -> Venta
5 Verificación del diagrama Debe modificarse cuando sea necesario.
6 Identificar todos los peligros asociados en cada fase operacional El equipo APPCC deberá enumerar todos los peligros físicos, químicos y biológicos en los que su eliminación o reducción hasta niveles tolerables.
7 Estudio de las medidas preventivas Son las acciones y actividades que se requieren para eliminar o reducirlos riesgos o peligros.
Ej. En el almacenamiento de alimentos refrigerados: conservarlos siempre a (0-5ºC), no dejar las puertas abiertas de cámaras a largo tiempo, no sobrepasar la capacidad del almacén.
8 Determinación de los PCC (Puntos Críticos de Control) Su finalidad es definir la etapa o procedimiento del proceso considerado en el que puede ejercerse control y prevenirse un riesgo o peligro relacionado con la inocuidad del alimento.
9 Establecimiento de límites críticos para cada PCC Se establecerá un valor correcto, uno de tolerancia y otro como límite crítico a partir del cual la materia prima se considerará no adecuada.
Ej.: alimentos refrigerados tendrán temperatura de 0-5ºC (este es el límite), y si hay alguna cámara a 6ºC ya no será válido.
10 Sistema de vigilancia para los PCC El plan deberá ser capaz de detectar una pérdida de control en el PCC y deberá proporcionar la información a tiempo para que se adopten las medidas correctoras para recuperar el control del proceso.
Ej.: en el almacén de congelados vemos que la temperatura está a -10ºC, no es correcta y los alimentos no están bien.
11 Medidas correctoras Para subsanar las desviaciones que pudieran producirse por encima o por debajo de límites críticos marcados.
12 Sistema de verificación Se desarrollarán procedimientos para comprobar que el sistema APPCC funciona correctamente.
13 Sistema de registro y documentación En todos los PCC deberá establecerse un sistema de registros adecuado y preciso.
Deberán existir pruebas documentadas de toda y cada una de las fases del sistema aplicado.
14 Revisión del plan APPCC Modificándolo si es necesario.

NORMATIVA

Normativa más importante relacionada con la formación de los manipuladores y la aplicación del APPCC (son obligatorios).

  • Real Decreto 2207/1995 de 28 de diciembre. Se establecen normas de higiene relativas a los productos alimenticios.
  • Real Decreto 202/2000 del 11 de febrero. Se establecen las normas a seguir por los manipuladores de alimentos.
  • Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre de 2000, por el que se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas. (B.O.E. 12.01.2001)
  • Real Decreto 109/2010 del 5 de febrero (BOE 19/02/2010). Se deroga el RD 202/2000 y se establece que es responsabilidad los empresarios del sector de la alimentación: formar a los manipuladores en cuestiones de higiene alimentaria, la higiene de sus instalaciones y de sus productos alimenticios y la puesta en marcha de un sistema de control adecuado de acuerdo con los sistemas de APPCC.
  • Real Decreto 3484/2000 del 29 de diciembre: se establecen las normas de higiene a seguir durante la elaboración, distribución y comercio de las comidas preparadas.
  • Reglamento (CE) núm 852/2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril, relativo a la higiene de los productos alimenticios.
  • Reglamento (CE) 853/2004, de 29 de abril, por el que se establecen las normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal.
  • Real Decreto 1420/2006, de 1 de diciembre de 2006, sobre prevención de la parasitosis por anisakis en productos de la pesca suministrados por establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o a colectividades.

TEMA 11: Ley de información alimentaria (alérgenos)

La alergia a los alimentos es una reacción exagerada del organismo ante un alimento (alérgeno) que es bien tolerado por el resto de individuos. Esta reacción está producida por un mecanismo inmunológico llamado IgE (inmunoglobulinas tipo E). Es una enfermedad que afecta a un 2,5% de la población general y a un 8% de los menores de 3 años.

Un mismo alérgeno alimentario no produce los mismos síntomas, ni con la misma intensidad, incluso en la misma persona. Por ello se deberá tener en cuenta que, aunque las reacciones sufridas con anterioridad fueran leves, las que sucedan en el futuro pueden ser más graves.

En los años 2014 y 2015 entraron en vigor el Reglamento europeo 1169/2011 y el Real Decreto 126/2015, sobre información alimentaria que se debe proporcionar al consumidor.

Según la Normativa 1169/2011, conocida como Ley de Información Alimentaria (Alérgenos), desde el pasado 13 de diciembre de 2014, todo manipulador alimentario está obligado a informar sobre los alérgenos presentes en sus productos mediante un sistema que permita identificarlos claramente.

  • Como principal novedad se establece que todas las empresas que sirvan alimentos no envasados o a granel deberán proporcionar obligatoriamente información sobre aquellos productos que contengan alérgenos.
  • Por lo que también deberán adaptarse: los restaurantes, bares, cafeterías, hoteles, empresas de comida a domicilio, catering, supermercados, tiendas de alimentación, comedores colectivos y, en general, todo establecimiento que ofrezca productos envasados o sin envasar, incluidos los que se dediquen a la venta online de alimentos.
  • Las empresas de transformación alimentaria deben indicarlo directamente en el propio etiquetado del producto.
  • La información sobre la presencia de alérgenos ha de ser clara, efectiva y accesible para el consumidor. Se puede informar mediante: folletos de información, carteles, indicación en la carta del menú del restaurante con iconos, etc.
  • Aunque no es obligatorio, sí que es RECOMENDABLE informar de la posibilidad de trazas o posibles contaminaciones cruzadas en materia de alérgenos en los alimentos.

Aunque existen muchos posibles alérgenos, solo es OBLIGATORIO informar de los que contengan uno estos 14 elementos:

  1. Cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, etc).
  2. Crustáceos o productos a base de crustáceos.
  3. Mostaza y productos derivados.
  4. Alimentos y alergenos
  5. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  6. Leche y sus derivados.
  7. Huevos y productos a base de huevos.
  8. Pescado y productos a base de pescado.
  9. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  10. Soja y productos a base de soja.
  11. Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, etc).
  12. Apio y productos derivados.
  13. Dióxido de azufre y sulfitos. Utilizados como antioxidantes y conservantes, por ejemplo en frutos secos, vino, patatas procesadas, etc.
  14. Altramuces y productos a base de altramuces.
  15. Moluscos y productos a base de moluscos.

*La Unión Europea puede modificar o ampliar este listado, por lo que es necesario estar correspondientemente informado y actualizado sobre los posibles cambios que puedan estipularse.

La información sobre la presencia de alérgenos ha de ser clara, efectiva y accesible para el consumidor. Se puede informar mediante: folletos de información, carteles, indicación en la carta del menú del restaurante con iconos, etc.

TEMA 12: INTRODUCCIÓN

cocinero

Una gran parte de las intoxicaciones alimentarias que ocurren en la actualidad tienen su origen en las empresas de hostelería y en el propio hogar. La causa es la enorme cantidad de productos que elaboran.

Este curso se dirige a todas aquellas empresas, cuya actividad principal o parcial sea la de facilitar a sus clientes el servicio de comidas en establecimientos o bien servidas a domicilio, y a todos aquellos trabajadores cuya actividad laboral esté relacionada con la manipulación de alimentos no envasados.

    El sector hostelería es muy amplio y comprende establecimientos muy variados, entre los que vale la pena destacar:
  • Establecimientos dedicados al servicio de bebidas y algunos alimentos poco elaborados: bares, cafeterías.
  • Comedores colectivos con finalidad comercial: restaurantes de todo tipo.
  • Comedores colectivos con finalidad social: guarderías, colegios, hospitales, residencias de ancianos, etc.
  • Industrias destinadas a la elaboración de comidas preparadas sin servicio en el propio establecimiento: catering.
  • Establecimientos de temporada o que se instalen para determinados eventos: chiringuitos de playa, puestos de ferias, exposiciones, etc.

Dichos establecimientos estarán obligados a crear, aplicar y mantener un procedimiento permanente basado en los principios del APPCC, es decir, el sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos o HACCP (en inglés)

Se trata de un método de trabajo que provee un enfoque sistemático para identificar los peligros y estimar los riesgos que pueden afectar a la inocuidad de un alimento, para poder establecer las medidas para controlarlos (eliminarlos o disminuirlos hasta niveles sanitariamente aceptables) y conseguir que los alimentos no inocuos no pasen a los eslabones siguientes de la cadena alimentaria, incluido el consumo, con los consecuentes efectos perjudiciales sobre la salud de la población.

En general, los gérmenes que se ven implicado en brotes de intoxicación alimentaria en el sector de la hostelería son: Salmonella, Estaphilococcus y Clostridium perfringnes. También es importante el número de casos ocasionados por sustancias tóxicas.

TEMA 13: REQUISITOS GENERALES DE LA COCINA

En la cocina es la zona donde se preparan y elaboran los alimentos.

PELIGROS
  • Supervivencia de gérmenes por aplicación incorrecta de tiempos y/o temperaturas, o mantenimiento de los alimentos a temperatura ambiente.
  • Contaminación por utensilios, superficies, plagas o manipuladores.
  • Contaminación cruzada
  • Supervivencia de gérmenes por desinfección incorrecta de vegetales crudos o uso de huevo crudo en mayonesas, salsas, etc.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Aplicar un plan adecuado de limpieza, desinfección y control de plagas para locales, equipos y utensilios.
  • Higiene personal rigurosa y buenas prácticas de manipulación.
  • Separar alimentos crudos de los listos para consumir.
  • Desinfección adecuada de vegetales crudos.
  • Uso de ovoproductos pasteurizados para mayonesas y otras salsas.
  • Control de tiempos y temperaturas de tratamiento para los productos sensibles (cremas, tortillas, etc.).
  • Consumir los platos de inmediato o refrigerarlo rápidamente.
PELIGROS
  • Supervivencia de gérmenes por aplicación incorrecta de tiempos y/o temperaturas, o mantenimiento de los alimentos a temperatura ambiente.
  • Contaminación por utensilios, superficies, plagas o manipuladores.
  • Contaminación cruzada
  • Supervivencia de gérmenes por desinfección incorrecta de vegetales crudos o uso de huevo crudo en mayonesas, salsas, etc.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Aplicar un plan adecuado de limpieza, desinfección y control de plagas para locales, equipos y utensilios.
  • Higiene personal rigurosa y buenas prácticas de manipulación.
  • Separar alimentos crudos de os listos para consumir.
  • Desinfección adecuada de vegetales crudos.
  • Uso de ovoproductos pasteurizados para mayonesas y otras salsas.
  • Control de tiempos y temperaturas de tratamiento para los productos sensibles (cremas, tortillas, etc.).
  • Consumir los platos de inmediato o refrigerarlo rápidamente.

Medidas

  • Debe existir un lavamanos con agua fría y caliente, de accionamiento no manual (pedal) y con jabón líquido, cepillo de uñas y papel de un solo uso.
  • Deben existir zonas de manipulación distintas para manipular productos crudos y elaborados. Si las dimensiones del local no lo permiten, se realizarán en momentos distintos y con una limpieza y desinfección previa de la zona.
  • La ventilación natural o forzada debe ser suficiente y la dirección del aire debe ir de la zona limpia a la zona sucia. Los sistemas de ventilación estarán construidos de forma que se pueda acceder a los filtros.
  • Los suelos deben ser impermeables, antideslizantes, sin grietas, fáciles de limpiar y desinfectar y con una ligera inclinación (2%) hacia sumideros adecuados.
  • Las paredes han de ser lisas, impermeables, de color claro y de fácil limpieza.
  • Todos los ángulos entre paredes, techos y suelos deben ser redondeados.
  • Los techos no deben acumular suciedad ni condensación de vapor, deben ser lisos e impermeables.
  • Todas las ventanas y aberturas tendrán mallas mosquiteras fácilmente desmontables.
  • La iluminación natural o artificial no debe alterar los colores del alimento y deben estar protegidas.
  • Los cubos de basura han de ser de accionamiento no manual, con cierre hermético y se deben disponer de un número suficiente de bolsas de un solo.
  • Los establecimientos pequeños que solo dispongan de plancha o pequeña cocina, deberán independizarla en la medida de lo posible de las demás zonas.

REQUISITOS GENERALES DE LOS LOCALES

  • Los locales estarán alejados de cualquier causa de contaminación.
  • La cocina nunca será lugar de paso a otros lugares.
  • Las zonas secas estarán separadas de zonas húmedas.
  • Podrán limpiarse y desinfectarse fácilmente. Estarán construidos con materiales adecuados y duraderos y los equipos serán móviles.
  • Habrá una separación o diferenciación entre zonas limpias y zonas sucias, sin que se crucen materias primas, alimentos procesados y desperdicios.
  • Si no hay posibilidad de separar zona sucia y zona limpia, se podrán emplear los mismos útiles y superficies, siempre y cuando se empleen en diferentes momentos para los distintos tipos de alimentos.

SUELOS, PAREDES Y TECHOS

  • Los suelos, paredes y techos estarán en buen estado de conservación.
  • Los techos deben impedir la acumulación de suciedad y la eliminación de partículas.
  • Todos los ángulos serán redondeados y las uniones estarán recubiertas.
  • Se recomienda el uso de materiales impermeables, no absorbentes, lavables y no tóxicos.
  • Los desagües serán adecuados y evitarán cualquier riesgo de contaminación.
  • El suelo debe estar inclinado para evitar que el agua se estanque.
  • No se tendrán tuberías y vigas a la vista, ya que favorecen la acumulación de suciedad.
  • El material más idóneo para utilizar en paredes y techos es la pintura plástica lisa y lavable.
  • Los sistemas de luz, ventilación y extractores se limpiarán y desinfectarán con la frecuencia necesaria, y se mantendrán en óptimas condiciones de mantenimiento.

PUERTAS Y VENTANAS

  • Las puertas y ventanas serán lisas y no estarán construidas con material absorbente, para que sean fáciles de limpiar y desinfectar.
  • Son preferibles las puertas de vaivén.
  • Deben impedir la acumulación de suciedad
  • Aquellas que comuniquen con el exterior estarán protegidos por una malla mosquitera desmontable.
  • Aquellas que comuniquen con zonas sucias estarán permanentemente cerradas.

VENTILACIÓN

  • El flujo de aire debe circular en sentido contrario al procesado, así el aire más fresco estará en contacto con los productos más elaborados y el menos fresco contactará con las materias primas.
  • El local dispondrá de medios apropiados de ventilación (mecánica o natural), aunque se evitarán las corrientes de aire entre zonas sucias y limpias.
  • Se controlará el exceso de calor y la condensación y los sistemas de ventilación estarán situados de manera que eviten que la grasa o el vapor caiga sobre alimentos.
  • Se instalarán extractores con filtros para la retención de grasa de fácil limpieza y mantenimiento. Los filtros deberán cambiarse y limpiarse con la frecuencia necesaria en función de su uso.
  • La ventilación natural sólo es adecuada para locales pequeños en los que la entrada de calor y contaminación desde el exterior sea mínima.

ILUMINACIÓN

  • Las superficies de trabajo, así como almacenes y cámaras, estarán bien iluminadas.
  • La iluminación deberá permitir la realización de operaciones de manera higiénica y no falseará los colores.
  • Las lámparas serán de fácil limpieza y estarán protegidas de forma que, en caso de rotura no se contaminen los alimentos.

TEMA 14: REQUISITOS GENERALES DE LOS ASEOS, VESTUARIOS E INSTALACIONES DE LIMPIEZA

    Pautas a seguir:
  • Los aseos estarán construidos con materiales de fácil limpieza y desinfección, adecuadamente ventilados, evitándose las corrientes de aire.
  • Los inodoros no comunicarán directamente con los locales donde se manipulen alimentos. Si se comparten con los clientes, la zona de manipulación tendrá un lavamanos de accionamiento no manual.
  • Los lavamanos estarán próximos al lugar de manipulación de los alimentos y los grifos serán de accionamiento no manual, con agua caliente y fría, dosificador de jabón, papel de un solo uso y papeleras.
  • Si el lavamanos está en el mismo local que el inodoro, estarán separados por una puerta de apertura no manual.
  • Los establecimientos deben disponer de vestuarios aislados de las zonas de manipulación y almacenamiento de alimentos. Dichos vestuarios deben disponer de taquillas individuales donde el personal pueda dejar su ropa de calle.
  • En el caso de establecimientos de pequeñas dimensiones y con poco personal, han de disponer, al menos, de taquillas individuales separadas lo máximo posible de la zona de manipulación de alimentos.

INSTALACIONES DE LIMPIEZA

  • El fregadero tendrá la capacidad suficiente para el lavado y desinfección de equipo y utensilios.
  • El lavaplatos será automático.
  • Se utilizarán detergentes específicos para el lavado de equipos y utensilios de uso alimentario.
  • Se emplearán mangueras para la limpieza del equipo fijo.
  • Se habilitarán zonas para el secado.
  • Se dispondrá de tomas de agua fría y caliente para la limpieza de equipos y contenedores de residuos.
  • Los productos y útiles de limpieza deben guardarse en locales o armarios de uso exclusivo.
  • Los envases destinados a contener alimentos NO deben ser utilizados para almacenar productos de limpieza, una vez que se haya realizado su consumo.

BASURAS

  • Se dispondrán contenedores de cierre hermético y situados en un local aislado del resto de dependencias.
  • Si NO es posible, situaremos los contenedores en una zona lo más alejada posible de la zona de preparación y almacenamiento de alimentos.

TEMA 15: REQUISITOS GENERALES DEL COMEDOR Y LA ZONA DE BARRA

En el comedor y la zona de barra se realiza la exposición y servicio de los productos alimentarios.

PELIGROS
  • Supervivencia de gérmenes por aplicación incorrecta de tiempos y/o temperaturas, o mantenimiento de los alimentos a temperatura ambiente.
  • Contaminación por utensilios, superficies, plagas o manipuladores.
  • Contaminación cruzada
  • Supervivencia de gérmenes por desinfección incorrecta de vegetales crudos o uso de huevo crudo en mayonesas, salsas, etc.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Aplicar un plan adecuado de limpieza, desinfección y control de plagas para locales, equipos y utensilios.
  • Higiene personal rigurosa y buenas prácticas de manipulación.
  • Separar alimentos crudos de los listos para consumir.
  • Desinfección adecuada de vegetales crudos.
  • Uso de ovoproductos pasteurizados para mayonesas y otras salsas.
  • Control de tiempos y temperaturas de tratamiento para los productos sensibles (cremas, tortillas, etc.).
  • Consumir los platos de inmediato o refrigerarlo rápidamente.
PELIGROS
  • Contaminación cruzada.
  • Proliferación de gérmenes por temperaturas inapropiadas.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Mantener un alto grado de higiene personal y las superficies y utensilios limpios y desinfectados.
  • Proteger los alimentos con vitrinas y mantenerlos a temperaturas adecuadas (refrigeración o en caliente).
  • Buenas prácticas de manipulación durante el servicio de comidas.

  • Las zonas destinadas al consumo estarán en perfecto estado de limpieza y desinfección, debiendo existir papeleras en número suficiente.
  • Los suelos serán lisos y de fácil limpieza, mientras que las paredes y los techos no tendrán la obligación de ser lisos. Así, se podrá elegir el tipo de decoración que se estime conveniente, aunque deberán estar en perfectas condiciones de limpieza.
  • En la barra debe haber un LAVAMANOS DE ACCIONAMIENTO NO MANUAL con todo su equipamiento, en aquellos establecimientos en los que el personal de barra que sirve tapas y/o alimentos sea distinto al personal de cocina.
  • En los establecimientos de menor capacidad es suficiente con la existencia del lavamanos de la cocina con su equipamiento.
  • Los establecimientos que no dispongan de cocina, como mínimo deberán habilitar una zona separada del alcance del público y con sistemas extractores de humos y vapores que cubran la plancha o fogón, así como de lavamanos con agua caliente, jabón, cepillo de uñas y toallas de un solo uso (es posible utilizar el fregadero del establecimiento adaptándole un sistema de accionamiento no manual).
  • Todos los alimentos deberán protegerse con vitrinas, que estarán dotadas de sistemas de manteniendo en frío para alimentos que necesiten refrigeración, o en caliente para aquellos alimentos que así deban mantenerse hasta su consumo (en ambos casos deberán disponer de termómetro).
  • La cristalería, cubertería, vajilla, etc. estará siempre en perfecto estado de conservación.

LOS EQUIPOS

  • Los equipos serán fáciles de limpiar y desinfectar, protegerán los alimentos de la contaminación y se podrán revisar con facilidad su estado de funcionamiento y limpieza.
  • Deben ser móviles, estar adosados con uniones estancas y permitirán el acceso de los productos de limpieza y desinfección por todas partes.
  • Los equipos desmontables son los mejores, ya que posibilitan la realización de una limpieza más profunda.
    Todos los días antes de comenzar el trabajo se ha de realizar:
  • Control diario en la apertura de los lavabos.
  • Control diario de lejía para la desinfección de vegetales.

INSTRUMENTOS Y ÚTILES

Los instrumentos y útiles se emplean para la realización del envasado de los productos alimentarios.

PELIGROS
  • Supervivencia de gérmenes por aplicación incorrecta de tiempos y/o temperaturas, o mantenimiento de los alimentos a temperatura ambiente.
  • Contaminación por utensilios, superficies, plagas o manipuladores.
  • Contaminación cruzada
  • Supervivencia de gérmenes por desinfección incorrecta de vegetales crudos o uso de huevo crudo en mayonesas, salsas, etc.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Aplicar un plan adecuado de limpieza, desinfección y control de plagas para locales, equipos y utensilios.
  • Higiene personal rigurosa y buenas prácticas de manipulación.
  • Separar alimentos crudos de los listos para consumir.
  • Desinfección adecuada de vegetales crudos.
  • Uso de ovoproductos pasteurizados para mayonesas y otras salsas.
  • Control de tiempos y temperaturas de tratamiento para los productos sensibles (cremas, tortillas, etc.).
  • Consumir los platos de inmediato o refrigerarlo rápidamente.
PELIGROS
  • Contaminación por envases en mal estado.
  • Contaminación cruzada.
MEDIDAS PREVENTIVAS
  • Utilizar siempre envases apropiados y en buen estado. En caso de que sean retornables (bandejas, termos…) lavarlos y desinfectarlos adecuadamente.
  • Almacenar siempre los envases en lugares aislados y limpios.
  • Extremar las medidas de higiene y evitar tocar los alimentos con las manos.
  • Etiquetar correctamente en cada caso.

Pautas

  • Los instrumentos y útiles estarán construidos con materiales lisos, lavables y no tóxicos; se retirarán del local cuando se hayan deteriorado por el uso.
  • Los materiales pueden ser acero inoxidable (mejor) y otros metales, cerámica, caucho y los diferentes plásticos de uso alimentario.
  • NO deben emplearse MADERA y otras fibras porosas por su facilidad para acumular humedad, que permite la migración de las bacterias hacia el interior donde quedan protegidas de los procesos normales de limpieza.
  • Se deben utilizar tablas de polipropileno en lugar de tablas de madera.

TEMA 16: REQUISITOS GENERALES DEL ALMACENAMIENTO FRIGORÍFICO Y NO FRIGORÍFICO

PELIGROS
  • Contaminación química por almacenar los alimentos junto a productos de limpieza, desinfectantes, etc.
  • Proliferación bacteriana por no almacenarlos a temperaturas correctas.
  • Contaminación cruzada
  • IMPORTANTE:
    La entrada y salida de productos del almacén debe programarse para que lo primero que entre sea lo primero que salga. Así, se garantizará que no se superen los plazos de caducidad y se mantenga la frescura de los alimentos.

PREVENCIÓN
  • Los almacenes estarán protegidos de la luz del sol y de la entrada de insectos y roedores.
  • Los palets –cuyo material no será madera- aislarán los productos del suelo como mínimo 10 cm.
  • Las paredes, suelos y techos serán de materiales impermeables, no absorbentes, lisos y de fácil limpieza y desinfección. La iluminación debe estar protegida y la ventilación será adecuada y suficiente.
  • Las estanterías, bandejas, ganchos, etc. serán de materiales resistentes a las operaciones de limpieza y desinfección y se encontrarán en perfecto estado de conservación.
  • Las cámaras frigoríficas (refrigeración y congelación) deben disponer de termómetro que permita su fácil lectura o bien de dispositivos de registro de temperatura.
  • Los productos se ordenarán por categorías, respetando su modo de conservación.
  • Los productos deben protegerse y ordenarse de modo que se reduzcan los riesgos de contaminación.

REQUISITOS DEL MANIPULADOR DE ALIMENTOS

Los manipuladores de alimentos durante la preparación y elaboración de productos alimenticios:

  • Deben lavarse con frecuencia las manos. SIEMPRE después de haber ido al aseo, manipular alimentos crudos, cambiar de tarea, ausentarse del lugar de trabajo y tocar residuos o desperdicios.
  • Deben ir vestidos con ropa adecuada, mantenerla limpia y no utilizarla fuera del puesto de trabajo.
  • SALUD. Los miembros del personal que padezcan una enfermedad infecciosa, en el momento de la aparición de los primeros síntomas deberán en primer lugar comunicarlo inmediatamente a los responsables que deberán apartarlo temporalmente del trabajo en contacto directo con los alimentos; en segundo lugar, acudir al médico de cabecera. En caso que éste determine la baja laboral, el trabajador no debe reincorporarse a su puesto de trabajo hasta que un segundo reconocimiento asegure que está libre de la infección. El personal de dirección debe estar al corriente de estas exigencias y estar conforme con ellas.
MANOS
  • La limpieza de las manos es fundamental. Es la medida higiénica más importante de todas.
  • Es necesario lavarse las manos correctamente con agua y jabón líquido abundante, utilizando siempre un cepillo de uñas y secárselas con papel de un solo uso.
  • Comprobación regular de que hay suficiente jabón, papel, etc. en el lavamanos.
  • Prohibido llevar joyas en manos y muñecas.
  • Es necesario llevar uñas cortas, bien limpias y sin pintar.
VÍAS RESPIRATORIAS
  • Evitar cualquier contacto de las manos con la boca o nariz. Evitar toser o estornudar sobre los alimentos o áreas de manipulación.
  • En caso de ser inevitable, debemos ladear la cabeza y colocar un pañuelo de un solo uso, y después realizar el lavado de manos.
HÁBITOS
  • En las zonas de manipulación y almacenamiento de alimentos está prohibido comer, fumar, mascar chicle.
  • Se evitará tocar los alimentos directamente con las manos, para ello habrá de servirse de pinzas, tenacillas, cucharas, etc.
  • El manipulador de alimentos debe evitar hábitos personales tales como tocarse el pelo, la nariz, morderse las uñas.
ROPA DE TRABAJO
  • Todo el personal manipulador debe de llevar ropa de uso exclusivo para el trabajo, incluyendo el calzado y el gorro. Debe ser de muda diaria y de color claro para poder detectar las manchas y suciedad.
  • Es muy recomendable la existencia de taquillas con doble compartimiento, con el fin de separar la ropa de trabajo y la de calle. Además se debe separar el calzado de la ropa, para evitar la contaminación que existe en el calzado.

TEMA 17: SISTEMA DE ANÁLISIS DE PELIGROS Y PUNTOS DE CONTROL CRÍTICOS DEFINICIONES

Análisis de peligros: Proceso de recopilación y evaluación de información sobre los peligros y las condiciones que los originan para decidir cuáles son importantes con la inocuidad de los alimentos y, por tanto, planteados en el plan del sistema de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos).

Controlado: Condición obtenida por cumplimiento de los procedimientos y de los criterios marcados.

Controlar: Adoptar todas las medidas necesarias para asegurar y mantener el cumplimiento de los criterios establecidos en el plan de APPCC.

Desviación: Situación existente cuando un límite crítico es incumplido.

Diagrama de flujo: Representación sistemática de la secuencia de fases u operaciones llevadas a cabo en la producción o elaboración de un determinado producto alimenticio.

Fase: Cualquier punto, procedimiento, operación o etapa de la cadena alimentaria, incluidas las materias primas, desde la producción primaria hasta el consumo final.

Límite crítico: Criterio que diferencia la aceptabilidad o inaceptabilidad del proceso en una determinada fase.

Medida correctiva: Acción que hay que realizar cuando los resultados de la vigilancia en los PCC indican pérdida en el control del proceso.

Medida de control: Cualquier medida y actividad que puede realizarse para prevenir o eliminar un peligro para la inocuidad de los alimentos o para reducirlo a un nivel aceptable.

Peligro: Agente biológico, químico o físico presente en el alimento, o bien la condición en que éste se halla, que puede causar un efecto adverso para la salud.

Plan de APPCC: Documento preparado de conformidad con los principios del sistema de APPCC, de tal forma que su cumplimiento asegura el control de los peligros que resultan significativos para la inocuidad de los alimentos en el segmento de la cadena alimentaria considerado.

Punto crítico de control (PCC): Fase en la que puede aplicarse un control y que es esencial para prevenir o eliminar un peligro relacionado con la inocuidad de los alimentos o para reducirlo a un nivel aceptable.

Sistema de APPCC: Sistema que permite identificar, evaluar y controlar peligros significativos para la inocuidad de los alimentos.

Transparente: Característica de un proceso cuya justificación, lógica de desarrollo, limitaciones, supuestos, juicios de valor, decisiones, limitaciones, e incertidumbres de la determinación alcanzada están explícitamente expresadas, documentadas y accesibles para su revisión.

Validación: Constatación de que los elementos del plan de APPCC son efectivos.

Verificación: Aplicación de métodos, procedimientos, ensayos y otras evaluaciones, además de la vigilancia, para constatar el cumplimiento del plan de APPCC.

Vigilar: Llevar a cabo una secuencia planificada de observaciones o mediciones de los parámetros de control para evaluar si un PCC está bajo control.


PRINCIPIOS DEL SISTEMA DE APPCC

  • La responsabilidad de la seguridad sanitaria de los alimentos frente al consumidor, recae en las propias empresas, que deberán realizar actividades de AUTOCONTROL.
  • La metodología a seguir en la realización del autocontrol debe estar basada en el sistema de ANÁLISIS DE PELIGROS Y PUNTOS DE CONTROL CRÍTICOS

El Sistema de APPCC consiste en 7 principios:

PRINCIPIO 1
  • Realizar un análisis de peligros.
  • Analizar cada uno de los pasos y situaciones desde la llegada de las materias primas o alimentos al establecimiento hasta que las comidas preparadas son servidas: DIAGRAMAS DE FLUJO.
PRINCIPIO 2
  • Determinar los puntos críticos de control (PCC).
  • Plantearnos si podemos conseguir que ese riesgo desaparezca totalmente, o bien, aunque no podamos eliminarlo, por lo menos mantenerlo bajo control.
  • A las acciones que nos permiten eliminar o mantener bajo control un riesgo las denominamos puntos críticos de control (PCC).
PRINCIPIO 3
  • Establecer un límite o límites críticos.
  • Debemos determinar, para cada PCC, los niveles objetivos y las tolerancias que hay que respetar para asegurarnos su control. Por ejemplo, si se trata de la refrigeración, nuestra tolerancia será entre 0y 4°C.
PRINCIPIO 4
  • Establecer un sistema de vigilancia del control de los PCC, que nos permita realizar un seguimiento de nuestros controles.
  • Establecer las medidas correctivas que han de adoptarse cuando la vigilancia indica que un determinado PCC no está controlado.
PRINCIPIO 5
  • Establecer procedimientos de comprobación para confirmar que el Sistema de APPCC funciona eficazmente.
PRINCIPIO 6
  • Establecer procedimientos de comprobación para confirmar que el Sistema de APPCC funciona eficazmente.
PRINCIPIO 7
  • Establecer un sistema de documentación sobre todos los procedimientos y los registros apropiados para estos principios y su aplicación.

1. Recepción de los alimentos y materias primas

El control de las materias primas que utilizaremos es fundamental para garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos que se prepararán o fabricarán.

Durante la recepción de debe controlar
  • El estado de los productos..
  • No deberán admitirse productos de dudosa procedencia o sin garantía sanitaria reconocida (huevos caseros, miel sin etiquetar, etc.).
  • Que las etiquetas cumplan los requisitos legales (identificación, fechas de caducidad o consumo preferente, condiciones de conservación, etc.).
  • Que las condiciones higiénicas y de temperatura del transporte son las más adecuadas para cada tipo de producto.
  • Que los envases y embalajes están intactos y limpios.
Pautas
  • Es imprescindible comprar a suministradores de confianza, acreditados y comprobar los alimentos que entran al establecimiento.
  • Si durante la recepción se comprueba que el producto ES CONFORME, se enviará al almacén o a las cámaras de conservación.
  • Si el producto NO ES CONFORME, se devolverá a su proveedor y no será utilizado. Cuando un producto no vaya a ser devuelto inmediatamente al proveedor debe identificarse correctamente y aislarse del resto del lote.
  • Es necesario evitar la contaminación de los alimentos durante su traslado, manipulación o almacenamiento.

A. Proveedores

Los proveedores cumplirán lo previsto en el REGLAMENTO (CE) N° 852/2004.

  • Los proveedores deben cumplir con lo establecido en la legislación vigente en lo referente a instalaciones, elaboración, almacenamiento, distribución y personal, así como lo referente a etiquetados, envasados y rotulación de sus productos y normas generales y particulares de cada uno de ellos establecidas en las diferentes disposiciones legales.
  • Es necesario solicitar el número de registro sanitario a cada proveedor o en su defecto la autorización sanitaria correspondiente.
PROVEEDORES OBLIGADOS A POSEER REGISTRO SANITARIO
  • Los de productos alimenticios y alimentarios destinados al consumo humano.
  • Los de sustancias y materiales destinados a entrar en contacto con aquellos productos.
  • Que las etiquetas cumplan los requisitos legales (identificación, fechas de caducidad o consumo preferente, condiciones de conservación, etc.).
  • Los de detergentes, desinfectantes y plaguicidas de uso en la industria alimentaria.
  • Los de envases y embalajes de uso alimentario o de sustancias para su elaboración.
PROVEEDORES EXENTOS DE POSEER REGISTRO SANITARIO, PERO QUE DEBEN TENER AUTORIZACIÓN SANITARIA
  • Los de frutas y hortalizas destinadas a ser entregadas en fresco.
  • Los de establecimientos menores que por ser de escasa entidad sean excluidos.
  • Los del comercio minorista o detallista.

B.Transporte y distribución de comidas preparadas

Los vehículos que transportan alimentos deben estar autorizados para ello por la Consejería de Sanidad, que expide como garantía una autorización.

Es necesario que el transporte esté limpio, con superficies lisas, impermeables, de fácil limpieza y desinfección. No se deben transportar productos incompatibles como: productos animales con productos vegetales o productos crudos con productos elaborados.

El transporte y la distribución de comidas preparadas deben realizarse en recipientes adecuados o debidamente envasados, con la temperatura adecuada según su naturaleza.

Temperaturas
  • Si se trata de alimentos que requieran frío, la temperatura de transporte ha de ser entre 0ºC y 5ºC.
  • Si se trata de alimentos congelados, la temperatura de transporte ha de ser igual o inferior a -18ºC.
  • Para transportar alimentos calientes, se hará en termos o equipos que aseguren al menos 65ºC en el centro del producto durante todo el trayecto, con excepción de algunos platos preparados para su consumo inmediato, y siempre que la distancia recorrida sea corta (pizzas, etc.).
  • Las materias primas perecederas que necesiten frío para su conservación deben ser transportadas en vehículos isotermos o frigoríficos. NUNCA DEBE INTERRUMPIRSE LA CADENA DE FRÍO.

C. Entrega

Lo mejor es establecer un día y horario concreto para la recepción de materias primas.

Si esto no es así, debe procurarse NO recibir mercancía cuando se está trabajando y si es así tener un lugar específico para la recepción, a fin de evitar posibles contaminaciones.

Durante la entrega debe evitarse la coincidencia de esta operación con otras que sean sucias o contaminantes como la evacuación de residuos o la limpieza y desinfección del menaje y utensilios.

REVISAR
  • Que los envases y embalajes sean de origen.
  • La integridad de los envases y embalajes.
  • En la etiqueta debe figurar como mínimo:
    1. La denominación de venta del producto.
    2. La lista de ingredientes y la cantidad.
    3. El grado alcohólico en las bebidas con una graduación superior en volumen al 1,2%.
    4. La cantidad neta, para productos envasados.
    5. La fecha de duración mínima la fecha de caducidad.
    6. La fecha de duración mínima la fecha de caducidad.
    7. El modde emple.
    8. Identificación de la empresa
    9. El lugar de origen procedencia.
    10. Marca de salubridad en su cas(carnes, derivados cárnicos)

En los casos donde se compra en almacenes y se lleva la mercancía en el propio vehículo, la verificación deberá realizarse en el momento de compra y garantizar el mantenimiento de la cadena de frío durante su transporte, volviéndose a controlar la temperatura a la llegada al establecimiento.

Los proveedores son totalmente responsables de la calidad de sus productos por lo que deben garantizar que cada uno de ellos satisfaga los requerimientos especificados.

Independientemente de los controles que se realicen en la etapa de recepción, documentaremos las especificaciones así como los datos de homologación en cuanto a aspectos sanitarios concierne, que nos pudiesen interesar, como es el caso del N° RGSA (Registro General Sanitario de Alimentos), si hay implantado un sistema de autocontrol APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos), etc., según la tipología y características del producto que nos suministre.

Dentro de las especificaciones estableceremos el nivel de desviación admisible y el número de no conformidades que conllevarán a cambiar de proveedor, así como las medidas correctoras a aplicar en cada caso.


2. Almacenamiento

Es muy importante mantener el almacén limpio, ordenado y libre de plagas.

PELIGROS
  • Contaminación química por almacenarlos junto a productos de limpieza, desinfectantes, etc.
  • Contaminación cruzada.
  • Proliferación bacteriana por no almacenarlos a temperaturas correctas.
PAUTAS
  • Los productos se ordenarán por categorías, respetando su modo de conservación.
  • Los productos deben protegerse y ordenarse de modo que se reduzcan los riesgos de contaminación.

A. Almacenamiento a temperatura ambiente

A temperatura ambiente se almacenan los productos alimenticios no perecederos, es decir, aquellos cuya vida útil es larga y no precisan de condiciones especiales de conservación (por ejemplo: legumbres secas, pastas, latas, cereales, etc.). Los locales que se utilicen para almacenar estos alimentos han de ser: frescos, secos y bien ventilados.

  • Los productos han de almacenarse ordenados en estanterías o sobre palets, evitando que estén en contacto con el suelo.
  • No deben almacenarse conjuntamente productos alimenticios con productos no alimenticios, en particular con sustancias peligrosas, como detergentes, raticidas, insecticidas, lejías, etc.
  • En el almacén han de prohibirse expresamente las tareas que no sean específicamente de almacenamiento.

B. Almacenamiento en frío

  • El frío se utiliza para almacenar gran variedad de alimentos crudos, cocinados y, por supuesto, los congelados y ultracongelados.
  • La refrigeración permite conservar los alimentos perecederos (carne, pescado, huevos, frutas y verduras, etc.)por un periodo breve de tiempo.
  • Las temperaturas óptimas de refrigeración se encuentran comprendidas entre +1 y +5 ºC.
  • Siempre que sea posible, se dispondrán cámaras de refrigeración separadas para alimentos crudos y alimentos cocinados, con el fin de evitar la contaminación cruzada. Cuando esto no sea posible, conviene colocar los alimentos crudos siempre debajo de los cocinados, para evitar el riesgo de contaminación por goteo y suciedad y siempre deben estar debidamente protegidos e identificados.
  • Los productos congelados y ultracongelados se almacenan en cámaras a temperaturas mucho más bajas, inferiores o iguales a -18ºC.
  • Los alimentos se ordenarán por categorías para evitar las contaminaciones cruzadas y se almacenarán debidamente protegidos.
  • La leche debe manipularse con gran cuidado, debe evitarse cualquier contacto con las manos o material insuficientemente limpio. Además es imprescindible mantener en refrigeración los envases abiertos.
Control de la temperatura
  • Las temperaturas de refrigeración han de vigilarse y controlarse regularmente.
  • En caso de que se detecten anomalías o mal funcionamiento de los sistemas de frío debe actuarse de inmediato.
Pautas a seguir
  • No sobrepasar la capacidad de las cámaras de refrigeración o congelación.
  • Siempre debe haber circulación de aire entre los productos.
  • Las cámaras deben mantenerse en perfecto estado de conservación y limpieza.

3. Preparación de materias primas

Los alimentos de origen animal se tratarán con cuidado para que no entren en contacto con otros productos. Si es necesario, se guardarán en recipientes limpios y lavables.

En caso de las carnes y pescados se pondrá especial cuidado en mantenerlos fuera de la zona de peligro de temperaturas, por lo que se procederá cuanto antes a su cocinado o mantenimiento en frío.

Sólo se prepararan las materias primas que vayan a ser consumidas en la jornada laboral.

A. Separación de zonas - Marcha adelante
  • A fin de prevenir la aparición de contaminación cruzada se deberían delimitar nítidamente las zonas en las que trascurra la preparación de materias primas y los utensilios de menaje o maquinaria que se usen en la misma. Y usarlos solo para el desarrollo de estas operaciones.
  • En caso de que no se puedan habilitar zonas exclusivas, se habilitarán al menos superficies de trabajo exclusivas.
  • Si esto último tampoco es posible, se separarán en el tiempo estas operaciones de todas las demás y entre ellas se higienizarán las superficies y utensilios usados.
  • También se deben separar las zonas de manipulación de materias crudas vegetales, de las animales y dentro de las animales, las destinadas a carnes de corral de las del resto de carnes, si esto no fuera posible se procederá según lo dicho en el punto anterior.
B. Ajustar el tiempo de preparación
  • Temperatura de trabajo no superior a 22- 25 °C.
  • Se recomienda que si la temperatura de trabajo es superior a los 15°C el tiempo de preparación no exceda los 30 minutos.
  • Si el tiempo es superior las materias primas deberán guardarse en refrigeración entre 0 y 4 °C a la mayor brevedad posible.
C. Buenas prácticas de manipulación de alimentos
  • El troceado, corte o picado de las materias primas son operaciones especialmente peligrosas.
  • El máximo riesgo lo presenta el picado de las carnes. Los productos preparados con carne picada deben elaborarse extremando la higiene de las manos y de las superficies y utensilios empleados.
  • Siempre que sea posible, el despiezado y fileteado de las carnes y pescados debe hacerse en la propia cocina, inmediatamente antes de su cocinado.
D. Descongelaciones
  • No hay que descongelar nunca a temperatura ambiente.
  • Se realizará siempre en cámara de refrigeración y procurando que se complete la descongelación.
  • Se recomienda el uso de recipientes con rejilla con el fin de evitar el contacto del producto con el agua de fundición y exudados.
E. Manipulación de alimentos con huevo
  • En la elaboración de alimentos de consumo inmediato (RD 1254/91), en los que figure el huevo como ingrediente, especialmente mayonesas, salsas y cremas, se sustituirá el huevo por ovoproductos pasterizados.
  • En los platos en los que inevitablemente se deban utilizar huevos frescos, tan solo se emplearán aquellos que hayan sido admitidos en el establecimiento.
  • NUNCA se emplearán huevos frescos para platos que no reciban un tratamiento térmico > 75°C.
  • La temperatura de almacenamiento no debe superar los 8°C.
  • El alimento que incorpore este tipo de salsas tiene un tiempo máximo de conservación de 24 horas.
F. Manipulación de materias primas crudas
  • La preparación de alimentos crudos incluye productos de origen animal y vegetal.
  • Los alimentos de origen animal se tratarán con cuidado para que no entren en contacto con otros productos. Si es necesario, se guardarán en recipientes limpios y lavables.
  • En el caso de carnes y pescados se pondrá especial cuidado en mantenerlos fuera de la zona de peligro de temperaturas, por lo que se procederá cuanto antes a su cocinado o mantenimiento en frío.
  • Las verduras y frutas frescas deben lavarse cuidadosamente con abundante agua potable antes de cortarlas o pelarlas. En ocasiones es recomendable desinfectarlas mediante un producto autorizado.

Pasos a seguir para LAVAR VEGETALES para su consumo en crudo

En el caso de las ensaladas, los vegetales deben lavarse y desinfectarse adecuadamente para evitar enfermedades por los gérmenes o parásitos que pudieran contener.

    Los pasos a seguir son los siguientes:
  1. Lavar previamente con abundante agua potable, eliminando restos de suciedad, parásitos o porciones en mal estado.
  2. Dejar durante 10 minutos en una solución que contenga un desinfectante autorizado (en muchas ocasiones unas gotitas de lejía de uso alimentario), respetando siempre la concentración recomendada*.
  3. Aclarar con abundante agua potable para eliminar los restos del desinfectante.

*Leer la concentración de la lejía que vamos a utilizar (asegurarse que incluye la indicación “apta para la desinfección de agua de bebida”). Calcular los litros de agua midiendo la capacidad del recipiente empleado para la desinfección de los vegetales para ensalada. Medir los centímetros cúbicos de lejía (cc) con una jeringuilla.

La frescura del PESCADO se determina por la consistencia firme, escamas adheridas a la piel, agallas rojas y ojos brillantes y no hundidos.

Prevención de la parasitosis por anisakis

R.D. 1420/2006 de 9 de diciembre de 2006 Los pescados utilizados en alimentación deben estar libres de parásitos. En el caso del Anisakis, el parásito muere al cocinar el pescado a temperaturas de 60-70 ºC. Sin embargo, si el pescado se va a consumir marinado o en vinagre, la única forma de asegurar la muerte de los parásitos es congelar el producto a -18ºC durante 24 horas.

G. Preparación de mayonesas
  • La mayonesa es un producto muy delicado, que con frecuencia ha sido origen de toxiinfecciones alimentarias.
  • Puede utilizarse con mayonesa industrial o bien casera, pero siempre elaborada bajo estrictas normas de higiénicas que se describen a continuación.
  • Deben utilizarse siempre ovoproductos pasteurizados, NUNCA huevos frescos.
  • Debe añadirse vinagre o zumo de limón para asegurar un cierto grado de acidez (pH=4,2).
  • Debe prepararse con la mínima antelación posible.
  • La temperatura de conservación debe ser de <5ºC y nunca debe conservarse más de 24 horas.
  • Los platos o salsas elaborados con mayonesa serán mantenidos en refrigeración (4 °C) hasta el momento de su consumo y desechado a las 24 horas de su elaboración.

4. Cocinado de alimentos

  • El cocinado o procesado de alimentos debe hacerse de forma que se conserve al máximo su valor nutritivo y se asegure su inocuidad desde un punto de vista higiénico.
  • Es necesario trabajar con la temperatura adecuada en los equipos utilizados para la cocción o fritura.
  • Debe alcanzarse una temperatura adecuada en el centro del alimento, al menos de 70ºC. En caso de duda puede utilizarse un termómetro para medirla.
Temperaturas aproximadas de cocinado
Ollas ->100ºC
Freidoras ->160ºC
Hornos ->200ºC
Planchas ->150ºC

  • Los alimentos cocinados que no se vayan a consumir inmediatamente NUNCA se deben conservar a temperatura ambiente.
  • Los aceites y grasas utilizados para freír no deben superar los 180ºC y deben cambiarse con regularidad. La frecuencia exacta depende del volumen de trabajo de cada establecimiento y del uso que se dé a las freidoras.

5. Conservación y mantenimiento de los alimentos preparados

Los platos preparados que no se van a consumir inmediatamente deben conservarse refrigerados o congelados, o bien mantenerse en caliente hasta su consumo.

A. Cómo mantener caliente el alimento cocinado
  • Cuando un alimento cocinado deba mantenerse caliente hasta el momento de consumirlo, hay que asegurarse de que la temperatura dentro del alimento sea de por lo menos 65ºC.
  • Suelen utilizarse mesas calientes o termos apropiados. Algunos ejemplos son las comidas distribuidas por los servicios de catering, autoservicios, etc.
B. Enfriamiento de los productos cocinados
  • Si los productos no se van a consumir inmediatamente después de haber sido cocinados, deben enfriarse lo más rápido posible.
  • Deben introducirse en recipientes limpios de tamaño pequeño y someterlos a enfriamiento rápido, mediante un abatidor de temperaturas o un baño de hielo.
  • Después deben mantenerse a una temperatura comprendida entre 1 y 4ºC hasta su posterior recalentamiento o consumo final.
  • Para preservar las comidas refrigeradas de una posible contaminación, se deben guardar en recipientes con tapas adecuadas o protegidas por una lámina de plástico alimentario.
  • Se almacenarán separadas de los alimentos crudos y siempre por encima de ellos.
C. Congelación de los productos alimenticios

En algunos casos la legislación permite la congelación de productos alimenticios destinados al consumo. Estos productos pueden ser materias primas frescas, como carnes, pescados o platos cocinados.

    Pautas
  • Utilización de recipientes adecuados
  • Proteger los productos adecuadamente con tapas, film plástico, etc.
  • Identificar los productos con etiquetas donde se indique: el nombre, origen, la fecha de congelación, peso, etc.
  • Identificar los productos con etiquetas donde se indique: el nombre, origen, la fecha de congelación, peso, etc.
  • Identificar los productos con etiquetas donde se indique: el nombre, origen, la fecha de congelación, peso, etc.
D. Descongelación de los productos alimenticios
  • Un producto descongelado nunca debe volver a congelarse.
  • La descongelación debe realizarse siempre en la cámara de refrigeración, o bien en microondas o chorro continuo de agua fría, ya que a temperatura ambiente se produce una descongelación rápida de la superficie del producto, persistiendo congelado en el centro, con el consiguiente riesgo de contaminación y proliferación bacteriana superficial.
  • Los productos descongelados deben tratarse lo antes posible. En el caso de los productos de origen animal, el plazo máximo es de 24 horas.
  • Debe evitarse el contacto de los productos con el líquido resultante de la descongelación. Para ello se utilizarán recipientes provistos de rejilla.
E. Recalentamiento de los platos preparados
  • El recalentamiento de los platos preparados debe hacerse de forma que se alcance rápidamente una temperatura de 70ºC en el centro del producto.
  • Los alimentos recalentados deben consumirse lo antes posible y un alimento recalentado no debe volverse a refrigerar o congelar.
  • Se debe identificar perfectamente a los productos alimenticios que se mantienen almacenados después de su preparación o elaboración.
  • El sistema debe permitir conocer en todo momento de qué producto se trata, cuándo ha sido preparado y almacenado y cuál es su fecha de caducidad entre otros datos
  • Es necesario obtener muestras de todos los productos considerados de riesgo. Estas muestras servirán para comprobar la calidad higiénica del producto en caso de que ocurriese alguna intoxicación durante su consumo.

6. Servicio en mesa o en barra

  • Es necesario cuidar en extremo la manipulación y la higiene por parte de todo el personal manipulador encargado del servicio.
  • El servicio de los alimentos preparados es el último paso antes de llegar al consumidor. Aunque los productos en este punto tengan una calidad higiénica inmejorable, todavía hay posibilidad de contaminación y, por lo tanto, de convertirse en un peligro para la salud del que los consume.

Pautas

  • Emplatar las comidas inmediatamente y servirlas lo más rápidamente posible una vez que se hayan colocado en los platos.
  • Exponer los alimentos de forma que no se contaminen: protegidos mediante vitrinas, film alimentario, recipientes con tapa. Las vitrinas deben ser refrigeradas, o bien mantener una temperatura de 65ºC para los alimentos que lo requieran.
  • Utilizar instrumentos de servicio limpios, lavándolos y desinfectándolos siempre que la situación lo requiera.
  • Limpiar las superficies de las mesas después de cada servicio y desinfectarlas después de cada jornada.
  • Manipular los cubiertos tomándolos por los mangos y evitar colocar los dedos en la zona de los vasos, tazas, platos, etc. que estén en contacto con los alimentos o con la boca del comensal.
  • Utilizar manteles limpios y, en caso de utilizar servilletas de tela, reemplazarlas por servilletas limpias para cada comensal.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS ALIMENTOS

PRODUCTO ACEPTABLE NO ACEPTABLE
Carne
  • Color rojo y brillante, rojo o rosa pálido, según sea de ternera, cordero o cerdo respectivamente.
  • Grasa blanca o amarillenta
  • Textura firme y elástica
  • Olor característico
  • Color verdoso o marrón oscuro.
  • Olor rancio.
Aves
  • Color y olor característicos
  • Textura firme
  • Color verdoso o amoratado.
  • Textura blanda y pegajosa bajo las alas
  • Olor anormal.
Pescado
  • Agallas húmedas de color rojo brillante. Ojos saltones, limpios, transparentes y brillantes.
  • Carne firme
  • Olor característico
  • Libre de parásitos (Anisakis)
  • Agallas secas, de color verde o gris.
  • Ojos hundidos y opacos con los bordes rojos.
  • Carne flácida
  • Olor agrio o a amoniaco
Moluscos
mejillones
ostras
almejas
  • Color y olor característicos
  • Textura firme
  • Olor agrio o a amoniaco
  • Textura viscosa y apariencia opaca.
Crustáceos
cigalas
gambas
nécoras
  • Color y olor característicos a marisco.
  • Textura firme
  • Textura flácida.
  • Color opaco, con manchas oscuras entre las articulaciones.
  • Pérdida de tensión en las articulaciones.
Leche y productos lácteos
  • Limpios y con el sello oval en la etiqueta.
  • Sin etiquetar, manchados o con colores anormales.
Vegetales y hortalizas
  • Limpios, con coloración y textura diferentes.
  • Con mohos, parásitos, coloraciones extrañas, magulladuras y mal olor.

7. Eliminación de residuos y agua

  • No se acumularán desperdicios y materiales de desecho en las áreas de trabajo más del tiempo imprescindible.
  • Se deben depositar en contenedores de bolsa impermeable de un solo uso, cierre hermético de accionamiento no manual, limpios y en buen estado y que se encuentren bien ubicados.
  • Se establecerá un horario de vaciado limpieza y desinfección, evitando que el circuito de basuras se cruce con los circuitos de alimentos y utensilios limpios.
  • Los desperdicios se almacenarán en locales exclusivos, cerrados, limpios, bien ubicados, adecuadamente mantenidos y refrigerados.
  • Cuando sea necesario, estos locales estarán dotados de mangueras con agua fría y caliente a presión para limpiar y desinfectar fácilmente el local, disponiendo de un lugar para el lavado y desinfección de los cubos de basura.
  • El suelo debe presentar inclinación hacia las rejillas de evacuación del agua con desagüe dotado de doble sifón.
  • El responsable del manejo de subproductos y residuos es el cocinero.

8. Control del agua

  • El control del agua se realiza para garantizar que el que se utiliza en la empresa no afecte la salubridad y seguridad de los productos alimenticios.
  • Sólo se utilizará el abastecimiento de la red municipal.
  • El responsable de la ejecución y vigilancia del plan es el servicio de mantenimiento.
  • La responsabilidad de la verificación corresponde al asesor en seguridad alimentaria.
  • Acciones correctoras: En caso de que el resultado no se encuentre entre 0.1- 1 ppm repetir el procedimiento interrumpiendo el suministro de agua si no se alcanzan niveles mínimos de 0.1 ppm de cloro libre residual.

9. Otros alimentos

A. Buffet

  • No mantener alimentos sensibles a temperatura ambiente.
  • Presentar bandejas con capacidades de alimentos ajustadas al consumo, con el fin de evitar el exceso de alimentos a desechar.
  • Nunca reciclar alimentos que, sin presentar un envasado que garantice su total aislamiento y sin cierre inviolable, hayan sido sometidos previamente a exposición en buffet.
  • Los alimentos que precisen temperatura regulada que sean expuestos en el buffet sin protección de aislamiento individualizada, deben ser desechados a las 2 horas de su exposición.
  • NO RECICLAR para otro servicio los alimentos no consumidos, excepto aquellos envasados en recipientes que garanticen su aislamiento del medio ambiente y presenten cierre inviolable.

B. Conservas

  • Únicamente se usarán conservas de producción industrial.
  • Se almacenarán en lugar seco y a temperatura ambiente, pero nunca deberán almacenarse a + de 40°C.
  • NO podrá incidir en ellas la luz directa del sol.
  • Las conservas sin etiquetado, las que hayan superado la fecha de caducidad o resulten sospechosas, serán rechazadas.
  • Si la conserva presenta algún síntoma de alteración (HINCHADAS, OXIDADAS, etc.) se desechará para el consumo.
  • La conserva industrial se considera estéril antes de su apertura, pero después de abrirla puede ser contaminada, por lo que en su manipulación se utilizarán instrumentos limpios e higienizados.
  • Una vez abiertas serán trasvasadas a un recipiente de material autorizado (plástico) con tapa y mantenidas en refrigeración.
  • Las semiconservas (anchoas) deben mantenerse en refrigeración.

C. Embutidos

  • Se almacenarán y transportarán a las temperaturas recomendadas por el fabricante.
  • Se aconseja que NUNCA superen las temperaturas de 5° C, en los casos aconsejados.

D. Encurtidos

  • Los alimentos encurtidos, preservados en vinagre, cuando sea necesario serán almacenados en frío positivo y cuando hayan sido sometidos a manipulación serán almacenados en refrigeración a temperatura igual o inferior a 4 ºC.

E. Helados

  • Son alimentos muy sensibles.
  • Se deben almacenar a una temperatura de - 18° C.
  • Todo helado que presente una descongelación parcial deberá ser desechado.
  • Está prohibido recongelar el helado.

F. Huevos - R.D. 1254/1991 de 2 de agosto

  • No se podrá utilizar huevo crudo para preparar alimentos que no se vayan a someter a un tratamiento térmico superior a 70°C (por ejemplo mayonesas, salsas y cremas). En estos casos se sustituirá el huevo por ovoproductos pasteurizados o bien se emplearán mayonesas industriales.
  • Se almacenarán tomando todas las medidas de aislamiento necesarias para evitar el riesgo de contaminación cruzada con el resto de alimentos.
  • peligro
  • En cuanto a la temperatura, lo ideal es mantenerlo entre 1 y 10º C, sin llegar nunca a la congelación
  • Tan importante como mantener una temperatura adecuada es evitar los cambios térmicos bruscos, sobre todo el salto de bajas a altas temperaturas, que puede producir condensación de agua en la superficie de la cáscara y favorecer la entrada al interior del huevo de microorganismos junto con el agua a través de los poros.
  • Esa es la razón por la que los huevos no se mantienen refrigerados durante su almacenamiento y distribución.
  • En cambio SÍ se recomienda conservarlos en frío (4ºC) una vez que llegan a su destino final, tanto en restauración colectiva como en los hogares.

G. Moluscos

  • El molusco fresco debe estar vivo antes de su cocinado.
  • Los moluscos frescos depurados llevarán en su envase el etiquetado correspondiente a la fecha de su depuración.
  • Es aconsejable someter a una cocción a los moluscos frescos depurados, susceptibles de consumo en crudo.
  • No podrán ser sometidos a reinmersión o aspersión con agua.
  • Es conveniente consumir al molusco fresco depurado en los 5 días después de su depuración.
  • Nunca serán cubiertos con paños húmedos.

H. Pescado salado

  • Se comprobará su etiquetado y su envasado en la recepción del mismo.
  • Se respetarán las indicaciones que figuren en el etiquetado respecto a su conservación, almacenamiento en refrigeración entre 0 °C y 5 °C o en lugar seco y fresco.
  • La desalación del mismo por inmersión en agua se realizará en refrigeración.
  • Es necesario utilizar envases limpios e higienizados.
  • Una vez desalado será tratado como un pescado fresco.

queso

I. Quesos

  • El queso fresco deberá estar siempre en nevera a temperaturas inferiores a 5°C, evitando en todo momento su contaminación cruzada.
  • El suministro de quesos procederá de empresas legalmente establecidas
  • El queso presentará etiquetado en el que se identifique claramente la razón social del productor, así como la marca de salubridad.

J. Alimentos cocinados

  • En el caso de que sea necesario el cocinado de piezas grandes de alimentos, se realizará de forma lenta para garantizar la perfecta cocción en el centro.
  • Es aconsejable el troceado de las piezas grandes antes de la cocción para que llegue mejor el calor al interior de las mismas.

K. Verduras

  • Se evitará la entrada de cajas de cartón y madera en la cocina.
  • Para el transporte se utilizarán envases de plástico en debidas condiciones de limpieza.
  • Siempre que sea posible se manipularán en mesas de trabajo, superficies y utillaje de uso exclusivo.
  • Si no es posible se realizará de forma que se evite la contaminación cruzada con otras materias primas y alimentos.
  • verduras
  • Todas las verduras para consumo en crudo sufrirán un proceso de limpieza para la eliminación de restos de tierra y serán sometidas a un proceso de desinfección en una solución de lejía de uso alimentario en agua potable y después se lavará con abundante agua potable.
  • Será obligatoria la correcta desinfección de las manos de los manipuladores, de las superficies de corte, de los recipientes y de la maquinaria antes de entrar en contacto con las verduras desinfectadas.
  • Las ensaladas que hayan sido elaboradas con anterioridad a su consumo se someterán a mantenimiento en frío a 4 °C y estarán aisladas del medio ambiente.
  • Un caso aparte son las denominadas verduras de IV gama que son productos vegetales, limpios, desinfectados, picados o no, envasados, normalmente en atmósfera inerte y dispuestos para su consumo directo crudo o cocinado o para su procesado final.
  • En estos productos hay que respetar las fechas de aptitud para el consumo, así como las temperaturas de almacenamiento. Además, durante su manejo la higiene debe ser máxima.

L. Máquinas expendedoras

  • Los productos se renovarán con la frecuencia necesaria, teniendo en cuenta la fecha de caducidad o de consumo preferente.
  • Se mantendrán a temperatura adecuada RD 3484/2000.
  • Las máquinas estarán debidamente identificadas indicando el nombre y dirección de la persona o empresa responsable del abastecimiento y mantenimiento.
  • El responsable de las máquinas contratará o elaborará y aplicará un programa de limpieza basado en el Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos.

TEMA 18: PANDEMIAS ESTACIONALES Y SITUACIONES DE EXCEPCIÓN

  • Se pueden producir, en el actual marco de globalización y comercialización de productos alimentarios a nivel mundial, aislados episodios de epidemia o pandemias víricas (provocadas por un agente virus como el reciente coronavirus/Covid-19, o el virus del SARS o el virus de la gripe A) en las que se deberá extremar y mantener un cuidado especial, para evitar y limitar al máximo la propagación del agente patógeno.
  • Respecto a los virus, son microorganismos muy pequeños, no visibles a simple vista, más pequeños que las bacterias. Necesitan las células de los seres vivos para poder vivir y multiplicarse; por tanto, suelen encontrarse dentro. Sin embargo, son capaces de existir dentro o fuera. Algunos son más resistentes a diversas condiciones de temperatura y humedad, y otros son más sensibles.
  • Los que llegan a los alimentos suelen ser de origen fecal y los contaminan a través de aguas contaminadas, por lo que el mayor problema se produce en productos tales como moluscos bivalvos, pescados, mariscos y verduras y hortalizas. Los seres humanos infectados que manipulan alimentos pueden contaminar los mismos alimentos.
  • Prácticamente todos los virus enteropatógenos se pueden transmitir por el agua y los alimentos. Están documentadas la transmisión alimentaria del virus de Norwalk, el calicivirus, el astrovirus, los adenovirus entéricos, los rotavirus y los parvovirus. La transmisión hídrica y la transmisión secundaria persona a persona tienen gran relevancia en este grupo de gastroenteritis víricas. En el caso del Covid-19, aunque no es su síntoma más destacado y cursa con otra clínica de mayor complicación potencial, también puede presentar episodios de vómitos y diarreas.
  • Los alimentos asociados a brotes causados por virus son aquellos que no están sometidos a un tratamiento térmico suficiente o se consumen crudos, como las ensaladas, el pescado adobado o el marisco crudo. La contaminación de los alimentos se produce por malas prácticas de manipulación, por portadores o por el uso de aguas contaminadas en la producción primaria, como en el caso de moluscos bivalvos y vegetales. Los virus no se pueden multiplicar ni pueden producir toxinas en los alimentos, pero pueden mantenerse viables en alimentos mantenidos a temperaturas de refrigeración y el medio ambiente marino, y en algunos casos pueden producir enfermedad con dosis infecciosas bajas.

En relación al Coronavirus o Covid-19 las fuentes de contagio para los trabajadores son:

  • El público general (familia, personas con las que se crucen e interactúen, etc.).
  • Los clientes.
  • Otros compañeros de trabajo.

Una reducción drástica de la plantilla de una empresa puede tener consecuencias nefastas en la organización del trabajo y el cumplimiento de los compromisos respecto al servicio del producto.

Si presentas la sintomatología del COVID-19 debes comunicarlo inmediatamente a la empresa y contactar con el servicio de atención al Covid-19 de tu comunidad (puedes encontrar un listado de estos teléfonos al final de este documento).No es recomendable que vayas a las instalaciones de la empresa hasta que te confirmen los sanitarios que no representas un riesgo de contagio para el resto de la plantilla.

Se recomienda adoptar de cara a la manipulación de alimentos, unas medidas que puedan frenar al coronavirus, entre las que figuran:

MEDIDAS PREVENTIVAS EN LOCALES Y RESTAURANTES:

Está comprobado que el virus resiste solo unos pocos minutos en contacto con las disoluciones desinfectantes que se utilizan comúnmente en la industria alimentaria.Entre las diferentes opciones de desinfectantes, las más utilizadas son:

  • Disolución de lejía 1:50 (poner 10 ml de lejía de 40-50 gr/l de cloro en un dispensador y rellenar con agua a temperatura ambiente hasta llegar a los 500 ml, este proceso se debe hacer cada día, ya que la disolución se deteriora).
  • Alcohol al 62-71%.
  • Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0,5%
  • Amonios cuaternarios (utilizar las formulaciones comerciales ya disueltas o preparar una disolución según las indicaciones del fabricante).

Independientemente de su composición, no todos los productos biocidas se pueden utilizar como desinfectantes en industria alimentaria. Los productos aptos para desinfectar superficies que van a entrar en contacto con alimentos deben aparecer con el código TP4 en el registro de biocidas autorizados, según la codificación actual, o la terminación –HA en el número de registro, según el registro antiguo. Además, para eliminar el SARV-CoV-2 deben tener acción virucida.

Para elegir correctamente el producto de desinfección idóneo, el Ministerio de Sanidad ha redactado un documento que recoge todos los productos virucidas autorizados en España. En él se detallan un listado de nombres de productos biocidas, sus números de registro, la sustancia activa, el público al que van dirigidos, la forma de aplicación y si el registro es nacional o europeo.


Ver documento productos virucidas


De todos los biocidas que aparecen en el listado, los aptos para su uso en industria alimentaria los encontrarás a partir de la página 43 del enlace. Como verás, están indicados en la tabla como TP4.

Además, existen tres tipos de usos autorizados para los desinfectantes:

Extracto del Real Decreto 830/2010, Artículo 2: Definiciones.

d) Biocidas de uso por el público en general: productos autorizados para este uso en la Resolución de Inscripción en el Registro Oficial de Biocidas, para su aplicación en ámbitos domésticos.

e) Biocidas de uso por personal especializado: productos autorizados para este uso en la Resolución de Inscripción en el Registro Oficial de Biocidas.

f) Biocidas de uso por personal profesional: productos autorizados en la Resolución de Inscripción en el Registro Oficial de Biocidas para su uso en el ámbito laboral. El personal que aplica estos productos tiene algunos conocimientos y habilidades en el manejo de los productos químicos, y es capaz de utilizar correctamente los equipos de protección individual (EPI), en caso necesario.

Los biocidas con autorización para su “uso por el público general” son únicamente para utilizarlos en un ambiente doméstico. Los biocidas de “uso por personal especializado” solo pueden ser utilizados por aquellas personas que dispongan de un certificado de capacitación reglado y acorde, según las indicaciones del Real Decreto 830/2010, al nivel profesional o tipo de biocida concreto que se vaya a aplicar. Estos productos están dirigidos a la aplicación a través de empresas de control de plagas principalmente. Por lo tanto, los biocidas que deben utilizarse en un entorno profesional como son los restaurantes, hoteles y otras industrias alimentarias son los biocidas TP4 autorizados para su uso por personal profesional. Se recomienda una desinfección profunda de las instalaciones antes del comienzo de la actividad. Además de la higienización de las superficies y utensilios también es recomendable higienizar los envases de materias primas recibidas, como latas u otros envases plásticos o de cristal antes de depositarlos en las cámaras o almacenes, y eliminar todos los cartones o envases superfluos que procedan del exterior. Los alimentos frescos se deben colocar en envases propios previamente higienizados. Es conveniente sustituir los albaranes en papel por albaranes online enviados por email. Para realizar una buena desinfección de las superficies primero se debe proceder a la limpieza de los restos visibles, ya que si no el desinfectante no podrá llevar acabo de forma eficiente la desactivación del virus.

HIGIENIZACIÓN DE SUPERFICIES EN SIETE PASOS

  • 1. Eliminar los restos groseros.
  • 2. Limpiar las superficies con un detergente (se puede utilizar agua caliente).
  • 3. Aclarar con abundante agua.
  • 4. Aplicar disolución desinfectante.
  • 5. Dejar actuar (según las indicaciones del fabricante, entre 5-15 min. No utilizar agua caliente ya que puede desactivar la acción del desinfectante).
  • 6. Aclarar con abundante agua.
  • 7. Secar la superficie al aire o con papel de un solo uso, evitando que quede humedad.

Para el control del COVID-19, es importante reforzar las medidas de higiene de las superficies y utensilios, a pesar de que ya se apliquen protocolos de higienización en la empresa, ya que, como hemos recordado en varias ocasiones, este virus es capaz de sobrevivir en las superficies desde varias horas a varios días. Para las operaciones de limpieza y desinfección es conveniente utilizar material desechable como bayetas de usar y tirar, trapos de papel, mopas desechables, etc., y elementos de protección como guantes y mascarillas. Una vez finalizada la limpieza, se deben retirar todos los elementos utilizados para ello en una papelera de pedal con bolsa.

En restauración, todos los utensilios que entren en contacto con el comensal como copas, vasos, cubiertos, platos, paneras o manteles deben lavarse a más de 60º en lavavajillas, o lavadora para el caso de los manteles.

Dentro de nuestro plan de limpieza no debemos olvidar incluir: manivelas, pomos y tiradores de puertas y cámaras, puertas, mostradores, barandillas, interfonos, teléfonos, interruptores, teclados de ordenador u otra maquinaria, superficies de escritorios u otras mesas de apoyo, maquinaria dispensadora, carros y cestas, grifos, etc., en caso de que los hubiera, ya que son elementos que de forma permanente pueden ser tocados por los manipuladores de alimentos y por los clientes.

Los elementos tapizados como sillas y sillones pueden desinfectarse con vapor en lugar de utilizar productos químicos.

Los espacios y elementos que vayan a ser empleados por varios trabajadores, deben ser higienizados antes, por ejemplo, la zona de cobro de un supermercado, en la que se deberá desinfectar todas las superficies antes del cambio de turno.

Los medios de transporte de alimentos también tienen que ser debidamente higienizados antes de realizar en ellos ninguna carga.

Se deben programar mínimo dos momentos del día para la limpieza y desinfección de las instalaciones, siendo uno obligatorio al final de la jornada de trabajo. A lo largo de la jornada, preferentemente al mediodía, se puede hacer una pausa de la apertura para las tareas de higienización y mantenimiento, es decir, revisar que hay disponible suficiente gel hidroalcohólico, guantes, pañuelos o toallas de un solo uso, etc., y que los dispensadores de estos funcionan correctamente, además de las tareas propias de la higiene y desinfección de las superficies. Es conveniente aprovechar estos momentos para ventilar las estancias.

Además de la limpieza de las superficies en contacto con los clientes y con el personal laboral, también se tienen que higienizar con frecuencia los vestuarios, taquillas, aseos, cocinas y áreas de descanso de los empleados.

El personal de limpieza debe disponer de las medidas de seguridad necesarias como son guantes y mascarillas quirúrgicas, y sería también conveniente que utilizaran pantallas de protección facial para evitar tocarse la cara de forma inconsciente.

MÉTODOS ALTERNATIVOS DE DESINFECCIÓN

Existen métodos alternativos de desinfección que se utilizan para casos concretos en industria alimentaria como la luz UV y la aplicación de ozono, pero que en la actualidad no han sido aprobados por el Ministerio de sanidad como métodos válidos para la eliminación del COVID-19.

Antes de aplicar estos métodos debes saber que:

  • Las radiaciones de las lámparas de luz UV que se utilizan para desinfección son muy perjudiciales para la piel, por lo que no debe aplicarse este método para la desinfección de manos.
  • Las lámparas comerciales realizan una desinfección muy superficial.
  • Mejores resultados se obtienen con lámparas para uso por personal especializado, quienes deberán aplicar las medidas de seguridad necesarias.
  • La inhalación de ozono es tóxica para los pulmones
  • Este método solo es efectivo a partir de ciertas concentraciones (65 – 75 microgramos/L).
  • Para ser efectivo debe ser aplicado por personal especializado, quienes deben contar con las medidas de seguridad necesarias.

Otras buenas prácticas higiénicas.

Además del lavado de manos y la correcta higiene de las superficies y utensilios, hay muchas otras buenas prácticas que las empresas de alimentación deben aplicar de forma generalizada en sus instalaciones, y que nos ayudarán a controlar este y otros muchos virus en el entorno alimentario.

  • Las uñas se deben llevar cortas y sin pintar. No está permitido el uso de uñas postizas.
  • La comida nunca se debe probar con los dedos, utiliza para ello una cuchara limpia cada vez.
  • Debes utilizar gorro o cubrecabezas, de forma que todo el pelo quede recogido.
  • Utilizar mascarillas quirúrgicas para evitar que cualquier gota de nuestra saliva pueda alcanzar los alimentos o las superficies en las que se manipulan.
  • La barba se debe cubrir con una mascarilla o un cubrebarbas.
  • No debes tocarte la nariz, la boca, los ojos ni los oídos mientras manipulas alimentos, y si no lo puedes evitar, lávate las manos inmediatamente.
  • No comas, masques chicle, hables, cantes, tosas o estornudes cerca de los alimentos.
  • Las heridas deben estar desinfectadas y tapadas con un vendaje impermeable.
  • Fumar está totalmente prohibido en las áreas de manipulación de alimentos. Si fumas en el exterior del establecimiento deberás lavarte las manos inmediatamente antes de manipular alimentos, aunque no es conveniente salir a fumar durante la jornada laboral.
  • No está permitido llevar anillos, pendientes, piercings, relojes, collares, pulseras, etc. Ni introducir en cocina elementos superfluos, como por ejemplo el móvil, ya que representan un gran foco de contaminación.
  • La persona que manipule alimentos debe ir correctamente aseada a diario.
  • La ropa y el calzado de trabajo debe ser de uso exclusivo durante la jornada laboral, es decir, no se debe llegar de casa ya cambiado, porque podemos traer gérmenes del exterior.
  • Evita las contaminaciones cruzadas entre la ropa y calzado de trabajo y la de calle. Si es preciso se deben usar taquillas diferentes para que no entren en contacto.
  • Una vez utilizado, se debe meter el uniforme en una bolsa para su trasporte y lavarlo con ciclos largos a 60-90ºC, por lo menos una vez al día. En aquellos casos en los que no se utilice uniforme o ropa de trabajo, las prendas utilizadas por los trabajadores en contacto con los clientes también deberán lavarse en las condiciones señaladas anteriormente.
  • En el tiempo de descanso, no está permitido sentarse en el suelo, en un banco del exterior, etc., con el uniforme de trabajo ya que podemos traer gérmenes del exterior.
  • El uniforme será de color claro, ya que eso permite detectar fácilmente la suciedad, y se mantendrá en buen estado de limpieza, cambiándolo cuando sea necesario, incluso a lo largo de la jornada laboral.
  • No es recomendable el uso de guantes de forma generalizada para la elaboración de alimentos ya que minimiza la sensación de suciedad. Si es necesario su uso, lávalos o cámbialos cuando sea necesario y utiliza guantes desechables de nitrilo o de vinilo, de color azul.
  • Si eres manipulador de alimentos y sufres alguna enfermedad o tienes síntomas como como gripe, diarrea, gastroenteritis, heridas infectadas, etc., que puedan causar la contaminación de los alimentos, o los síntomas del COVID-19, debes informar a tus superiores de forma inmediata.
  • No podrán incorporarse a sus puestos de trabajo en los establecimientos comerciales los siguientes trabajadores:

a) Trabajadores que en el momento de la reapertura del establecimiento comercial estén en aislamiento domiciliario por tener diagnóstico de COVID-19 o tengan alguno de los síntomas compatibles con el COVID-19.

b)Trabajadores que, no teniendo síntomas, se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

  • Debes volver a realizar la formación en seguridad alimentaria cada cierto tiempo para refrescar tus conocimientos sobre las Buenas Prácticas de Higiene.
  • No permitir la entrada en las instalaciones de cocina de personal externo a la empresa o que no se encuentre en su horario laboral. Cualquier persona ajena  al trabajo diario de las instalaciones que tenga que acceder para realizar actividades de comprobación o inspección deberá equiparse con la indumentaria adecuada (bata, gorro y peucos, y en este momento también mascarilla y guantes o lavarse las manos antes de acceder).
  • En las zonas de paso o tránsito de comidas, como por ejemplo ascensores o pasillos, los alimentos deben ir protegidos en bandejas retractiladas, filmadas, o con tapa. En los mostradores de comida tipo buffet también debe estar protegida.
  • Los elementos que se utilicen para su transporte, como por ejemplo carros o cajas isotermas, deben ser exclusivamente dedicadas a este uso.
  • En cuanto a la elaboración de los alimentos en sí, se recomienda:
  • Evitar las contaminaciones cruzadas.
  • Cocinar completamente los alimentos de origen animal.
  • Desinfectar las frutas y verduras que se vayan a consumir crudas. Puedes utilizar para ello lejía apta para la desinfección de agua de bebida, aplicando la dosis que marque el etiquetado del envase, y aclarando con abundante agua.

LA ETIQUETA DE LA TOS

Al toser o estornudar deberemos cubrir la boca o nariz con un pañuelo desechable y tirarlo posteriormente a la basura.

Si no se disponen de pañuelos en ese momento se debe utilizar la parte interna del codo para recoger el estornudo, nunca las manos, y después, lavarse con agua y jabón.

 

Los establecimientos hosteleros pueden hacer mucho por evitar la transmisión del coronavirus. A continuación explicamos una de las infografías realizadas por la federación Hostelería de España que muestra las medidas correctas para la manipulación de alimentos y las actuaciones en los centros de trabajo.

 

  • Instalación de dispensadores de geles desinfectantes para el uso de clientes y de personal.
  • Lavar y desinfectar la vajilla a temperaturas superiores a 80º
  • Lavar manteles, servilletas y ropa de trabajo a más de 60º.
  • Limpiar y desinfectar frecuentemente y a conciencia superficies, sumideros, mostradores, pomos, mobiliario, maquinaria, lavabos, teléfonos, datafonos… con desinfectante o lejía. El virus sobrevive 9 días en superficies, por lo tanto, tiene que ser una tarea diaria realizada con productos desinfectantes.
  • Limpieza y desinfectado de sala, barra y zonas con especial tránsito de clientes.
  • Hay que revisar y limpiar los filtros de aire acondicionado y rejillas, y ventilar después de cada servicio.
  • Los útiles de limpieza de baños públicos han de estar separados, aislados, y deben cambiarse con mucha frecuencia.

 

TEMA 18.1 PANDEMIAS ESTACIONALES Y SITUACIONES DE EXCEPCIÓN

MEDIDAS PREVENTIVAS EN CONSERVACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LOS ALIMENTOS:

  • Se deben cocinar por encima de los 70 ºC.
  • Mantener SIEMPRE la cadena de frío.
  • Conservar los alimentos protegidos en todo momento con films, vitrinas, envases y etiquetas.
  • En los restaurantes con servicios de bufés libres se limitará en la medida de lo posible que los clientes manipulen directamente alimentos y utensilios, y cambiarlos frecuentemente o utilizar material desechable.
  • Controlar la entrada de proveedores.

 

MEDIDAS PREVENENTIVAS PARA EL PERSONAL

  • LAVADO DE MANOS:

Es una de las medidas principales en la lucha contra el coronavirus. Con las manos tocamos infinidad de superficies a lo largo de la jornada, lo que facilita que se pueda trasladar el virus de unas superficies a otras. Además, también recogen partículas del virus si una persona infectada se tapa la boca con la mano al toser o estornudar.

Se ha comprobado que el jabón es capaz de romper la membrana protectora del virus  al reaccionar con las glicoproteínas que la componen, de esta forma se desnaturaliza    el virus y deja de estar operativo como agente infeccioso.

Las soluciones hidroalcohólicas para la desinfección de manos también son efectivas cuando no hay en ellas suciedad visible.

Pero un lavado rápido de manos no será suficiente para provocar la desactivación del virus. La forma correcta de lavarse las manos es la que se detalla en el siguiente recuadro.

 

PROCESO CORRECTO DEL LAVADO DE MANOS

  1. Mojarse las manos con agua, si es caliente mejor.
  2. Depositar sobre la palma de la mano la cantidad suficiente de jabón para cubrir toda la superficie de las dos manos.
  3. Frotar las palmas entre sí haciendo movimientos circulares.
  4. Frotar la palma de una mano contra el dorso de la otra entrelazando los dedos, y viceversa.
  5. Frotar los pulgares con movimientos de rotación, rodeándolos con la palma de la mano inversa.
  6. Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  7. Frota las muñecas.
  8. Frotar con movimientos de rotación, las puntas de los dedos con la palma de la mano inversa. Repetir la operación con la otra mano.
  9. Enjuagar las manos con abundante agua.
  10. Secar las manos con toallas de un solo uso.

Duración del proceso: entre 40-60 segundos.

Las manos deben higienizarse a lo largo del día cuando:

  • Se inicia la actividad.
  • Se finaliza la actividad.
  • Después de usa el baño.
  • Al cambiar de un tipo de producto a otro (de carne a pescado, a vegetales, a postres, etc.).
  • Si se ha tapado la boca con la mano al toser o estornudar (es más adecuado usar pañuelos de papel desechables).
  • Si te has tocado la cara, la nariz, la boca, el pelo, etc.
  • Entre la manipulación de productos crudos y cocinados.
  • Después de los momentos para almorzar.
  • Después de tocar productos de limpieza.
  • Después de tocar desperdicios o basuras.
  • Después de usar el móvil (en caso de que su uso fuese absolutamente necesario, ya que no se debería utilizar durante la manipulación de alimentos).
  • Después de haber tocado algún animal vivo.
  • Después de quitarse los guantes o la mascarilla.
  • Y en cualquier otro momento que se considere necesario.

A continuación explicamos otra de las infografías realizadas por la federación Hostelería de España que muestra las medidas correctas para la prevención personal en los centros de trabajo.

  • Evitar abrazos, besos o estrechar las manos, así como cualquier tipo de contacto personal en la medida de lo posible.
  • No compartir objetos con clientes u otros empleados.
  • Mantener una distancia mínima de un metro aproximadamente con personas que presenten síntomas de afección respiratoria, tos o estornudos.
  • No sentar a más de tres comensales por mesa.
  • Fomentar el uso de guantes: si nos tocamos nariz, boca, cara… mejor una desinfección de manos adecuada que un uso de guantes incorrecto.

 

MEDIDAS PARA PROTEGER A LOS EMPLEADOS DE LAS EMPRESAS DE ALIMENTACIÓN.

Estas medidas están dirigidas a evitar que la fuerza laboral de una empresa se vea mermada y además, que los propios trabajadores, en caso de que resulten infectados, se conviertan en un foco de contaminación de los alimentos:

Crear un Plan de Contingencia donde se estudien los riesgos frente al virus que representa cada actividad laboral y las medidas que va a adoptar la empresa. Para su redacción se debe contar con el delegado de prevención y el representante de los trabajadores.

PASOS PARA CREAR UN PLAN DE CONTINGENCIA

1) Establecer objetivos.

2) Reunir la información necesaria.

3) Coordinar al equipo.

4) Identificar los riesgos.

5) Establecer medidas preventivas.

6) Planificar la implementación.

7) Aplicar las medidas, supervisar los resultados, y mejorar el sistema.

· Proporcionar a los empleados todas las mascarillas, guantes, protectores faciales, pañuelos de papel y gel hidroalcohólico que puedan necesitar, especialmente al personal de limpieza. Si se ha terminado, avisa a la empresa para que lo reponga. El uso de mascarillas será obligatorio cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros entre el trabajador y el cliente o entre los propios trabajadores.

· Informar sobre la forma correcta de quitarse la mascarilla y los guantes, sin que la zona de contacto, que puede estar contaminada, toque la piel al quitarlos.

· Asegurar que en todo momento los lavamanos disponen de jabón y toallas de papel de un solo uso.

· Formar a los empleados en los protocolos y las buenas prácticas higiénicas que nos ayudan a evitar la propagación del virus.

· Solicitar a los empleados que se tomen la temperatura antes de salir de casa, y si presentan décimas de fiebre u otros síntomas de la enfermedad, informen a la empresa antes de ir a trabajar.

· Colocar carteles informativos sobre estas buenas prácticas y protocolos.

· Organizar el trabajo para reducir el número de empleados que compartan el mismo espacio. Si no pueden guardar la distancia de seguridad deberán utilizar mascarillas obligatoriamente.

· Evitar o limitar el uso de ascensores o montacargas, en caso necesario, deben ser utilizados por una sola persona cada vez, o si lo tienen que utilizar varias deben disponer de mascarillas de protección.

· Evitar el sistema de fichaje por huella dactilar y sustituirlo por otro o bien se deberá desinfectar el dispositivo de fichaje antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida.

· Asegurar una distancia de dos metros entre los trabajadores. Evitar saludar estrechando la mano, los besos y los abrazos, entre el personal o con los clientes.

· Evitar aglomeraciones de trabajadores a la entrada y la salida de la jornada laboral.

· En las zonas comunes, no compartir utensilios de cocina, menaje o comida.

· Informar sobre las medidas correctas para el desplazamiento: se recomiendan los transportes de un solo pasajero, como bici o moto, y en caso de ir dos personas en un vehículo, cada una debe sentarse en una de las líneas de asientos, es decir, uno delante y otro detrás; mantener la distancia de seguridad en los transportes públicos y utilizar mascarillas y guantes, o en su caso, lavarse las manos nada más llegar al trabajo, procurando tocar las menos superficies posibles. Es recomendable que los desplazamientos se realicen directamente de casa al trabajo, sin llevar a cabo otras actividades durante el trayecto.

· La empresa debe facilitar a los empleados un certificado de movimiento durante el estado de alarma para que puedan justificar sus desplazamientos al trabajo.

 

  • Aplicar políticas laborales que alienten a los trabajadores enfermos o con síntomas a informar a la empresa y a quedarse en casa sin temor a represalias. Se debe estar atentos a los posibles síntomas de enfermedad como tos repetitiva o décimas de fiebre.
  • Informar a los trabajadores sobre su seguridad laboral en lo referente a las ausencias por COVID-19, de forma que disminuya el nivel de estrés en ellos y se evite el hecho de que no informen a la empresa presentando los síntomas.
  • Suspender los viajes no esenciales, especialmente a zonas con alta cantidad de casos de COVID-19.
  • Evitar desplazamientos no esenciales que se puedan sustituir por llamadas o videoconferencias.
  • Utilizar sistemas de comunicación online, en lugar de reuniones de trabajo. Si se tuvieran que realizar, es más recomendable llevarlas a cabo en espacios amplios.
  • Crear Planes de Comunicación de emergencia para mantener a los trabajadores informados sobre las medidas adoptadas y responder a las preocupaciones que les puedan surgir sobre el tema.
  • Reforzar las tareas de limpieza, incluyendo especialmente los filtros de aire y las zonas que son tocadas de forma habitual por los empleados. Estas tareas deben realizarse con guantes y mascarilla.
  • Aumentar el nivel de ventilación en los espacios climatizados.
  • Establecer espacios de trabajo fijos para cada trabajador que respeten las medidas de distanciamiento social, y en caso de que tengan que compartir elementos o cuando se proceda a los cambios de turno, estos elementos y superficies deben ser correctamente desinfectados.
  • Si un trabajador presenta síntomas de la enfermedad durante la jornada laboral, debe ser rápidamente aislado, evitando su contacto con los clientes y con el resto de compañeros, se procederá lo antes posible a la desinfección de su lugar de trabajo, y la basura donde haya depositado pañuelos, guantes o mascarillas usados se debe retirar, cerrar la bolsa y colocarla dentro de una segunda bolsa de basura. Seguidamente se contactará con el servicio médico correspondiente o el teléfono habilitado por la Comunidad Autónoma para casos de COVID-19
  • Los empleados que tengan que estar al cuidado de familiares enfermos de COVID- 19 deben comunicarlo a la empresa ya que su nivel de riesgo de contagio es mayor que el del resto de trabajadores, con el fin de que la empresa valore las medidas excepcionales a aplicar en este caso.

 

En caso de que haya contacto con el cliente:

 

  • Asegurar una distancia de por lo menos dos metros entre los clientes y los empleados.
  • Limitar el aforo para que se puedan cumplir las medidas de distancia social.
  • Señalizar con balizas o marcas en el suelo las distancias de seguridad y los espacios reservados para la recogida de pedidos en los establecimientos.
  • Establecer carriles de compra segura, para evitar que los clientes puedan perder la distancia de seguridad en algún momento.
  • La atención a los clientes no podrá realizarse de manera simultánea por el mismo trabajador. Limitar el acceso a personas con patologías respiratorias o que presenten décimas de fiebre.
  • En las tiendas de suministros, implantar sistemas que permitan controlar que se cumplen las medidas de distancia social, también mientras los clientes hacen cola fuera de las instalaciones.
  • Instalas pantallas de protección que eviten posibles microgotas que puedan salir despedidas al toser, especialmente en las zonas de cobro y los mostradores de atención al cliente o despacho de alimentos.
  • Evitar reservas de grupos grandes, celebraciones multitudinarias, etc.
  • Recuerda que los elementos que entren en contacto con el comensal como vasos, copas, cubiertos, etc., deben ser desinfectados en el lavavajillas; los manteles se deben lavar a más de 60ºC y se deben establecer protocolos de desinfección específicos cuando una mesa va a ser utilizada de nuevo durante el servicio por otros clientes diferentes (aplicar un protocolo de desinfección de las sillas y otros elementos que puedan haber tocado los comensales anteriores).
  • Informar al cliente sobre las medidas organizativas para evitar la propagación del virus y sobre su obligación de cooperar en el cumplimiento de las mismas.
  • Informar a los clientes de que no deben desplazarse a los establecimientos de alimentación si presentan síntomas de la enfermedad (tos repetitiva o fiebre).
  • Establecer protocolos de trabajo que permitan que el cliente permanezca en el establecimiento el tiempo estrictamente necesario.
  • No se pondrán a disposición del cliente productos de prueba, y en las zonas de “autoservicio” la venta será gestionada por un empleado de forma que se evite la exposición directa de productos al alcance de los clientes.
  • Instalar elementos para la desinfección de manos a la entrada de los establecimientos y controlar que los clientes hagan un correcto uso de ellos. Colocar papeleras de pedal con bolsa a la salida del establecimiento para que los clientes tiren en ellas elementos potencialmente contaminados como guantes o pañuelos de papel.
  • Promover el pago con tarjeta o a través de móvil para evitar tocar el dinero.
  • Dar prioridad en la atención y en el cobro a personas vulnerables al COVID-19. Desinfectar los datafonos cada vez que son utilizados por un cliente.
  • Incentivar los pedidos para entrega a domicilio o para recoger en el local, previo pedido telefónico y asignación de hora para la recogida, evitando aglomeraciones. En aquellos establecimientos que dispongan de puntos de solicitud y recogida de pedidos para vehículos, el cliente podrá realizar los pedidos desde su vehículo en el propio establecimiento y proceder a su posterior recogida.
  • En los servicios de reparto a domicilio, se podrá establecer un reparto preferente para personas mayores de 65 años, personas dependientes u otros colectivos vulnerables al COVID-19.

 

Establecer protocolos seguros para la entrega a domicilio como, por ejemplo:

 

  • No aceptar pagos en efectivo, cobrar únicamente a través de pasarelas de pago seguras.
  • Higienizar el habitáculo de carga del transporte.
  • Realizar el lavado de manos antes de la carga del pedido y utilizar unos guantes limpios.
  • Colocar el pedido ante la puerta del cliente, sobre algún soporte para que no toque el suelo directamente.
  • Tocar el timbre o la puerta para avisar de la llegada y alejarse de ella unos 2 metros.
  • Una vez el cliente retira el pedido, se recoge el soporte de separación y se da por terminado el servicio.

Para conseguir la mayor eficacia posible en el control de la propagación del virus deberemos esforzarnos en aplicar de forma combinada el mayor número de acciones preventivas posibles, logrando así reducir al máximo el riesgo de contagio.

 

MEDIDAS PARA PROTEGER AL CLIENTE

  • Incentivar el uso de guantes y mascarillas en el local. El uso de mascarillas será obligatorio cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros entre el trabajador y el cliente o entre los propios trabajadores.
  • Disponer de pañuelos de papel y gel hidroalcohólico para el uso de los clientes.
  • Colocar papeleras de pedal dispuestas con bolsa para que los clientes que lo precisen puedan tirar en ellas los pañuelos utilizados al toser o estornudar, especialmente a la salida del establecimiento.
  • Instalar elementos para la desinfección de manos a la entrada de los establecimientos y en la salida de los servicios, y controlar frecuentemente que funcionan correctamente, disponen de elementos suficientes y que los clientes hacen un correcto uso de ellos.
  • Limitar el acceso a personas con patologías respiratorias o que presenten décimas de fiebre.
  • En las primeras fases de la vuelta a la normalidad del trabajo en hostelería, no se utilizarán los aseos de los establecimientos comerciales por parte de los clientes, salvo en caso estrictamente necesario. En este último caso, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puerta.
  • Colocar carteles informativos recordando a los clientes que es muy importante que apliquen la “Etiqueta de la tos”: toser o estornudar hacia el codo o tapándose la boca con un pañuelo de usar y tirar, y cómo deben realizar un correcto lavado de manos.
  • Informar al cliente sobre las medidas organizativas para evitar la propagación del virus y sobre su obligación de cooperar en el cumplimiento de las mismas, ya sea a través de la megafonía o con la colocación de carteles informativos.
  • Informar a los clientes de que no deben desplazarse a los establecimientos de alimentación si presentan síntomas de la enfermedad (tos repetitiva o fiebre).
  • Los alimentos sin envasar como frutas y verduras, artículos de panadería, etc., deben estar protegidos con vitrinas o plásticos y no presentarse al alcance directo del cliente. Aplicar esta medida también a los alimentos presentados tipo buffet.
  • Incentivar la realización de reservas o de pedidos con anterioridad para una mejor organización del trabajo, la correcta aplicación de medidas de control, y que se pueda disminuir el tiempo que el cliente tenga que permanecer en el local, estableciendo una zona concreta para la entrega de pedidos.
  • Extremar las medidas higiénicas, especialmente en aquellas zonas que se tocan de forma habitual. Según el tipo de negocio pueden ser: pomos de puertas, manivelas, agarraderas de cestas de la compra, respaldos de sillas, cartas, jaboneras manuales de los servicios, etc.
  • Asegurar que mientras los clientes hacen cola para entrar, también se guardan las distancias de seguridad.
  • Informar sobre que las compras deben ser realizadas por una sola persona del núcleo familiar, preferentemente que no corresponda al grupo de personas vulnerables, y que no debe ir acompañada con niños por su propia seguridad.
  • Evitar reservas de grupos grandes, celebraciones multitudinarias, etc.
  • Recuerda que los elementos que entren en contacto con el comensal como vasos, copas, cubiertos, etc., deben ser desinfectados en el lavavajillas; los manteles se deben lavar a más de 60ºC y se deben establecer protocolos de desinfección específicos cuando una mesa va a ser utilizada de nuevo durante el servicio por otros clientes diferentes (aplicar un protocolo de desinfección de las sillas y otros elementos que puedan haber tocado los comensales anteriores).
  • Disminuir el aforo del local para asegurar que los clientes puedan guardar la distancia de seguridad.
  • En los restaurantes, escalonar las reservas de forma que se evite aglomeraciones de clientes y se puedan aplicar correctamente las medidas de distanciamiento social.
  • Eliminar el máximo de elementos superfluos y de decoración, y colocar en un lugar protegido los vasos, copas, tazas, platos, etc., de forma que no estén a la intemperie.
  • Quitar todos los periódicos y revistas.
  • Evitar que se compartan utensilios de mesa, como saleros, aceiteras, etc., sustituyéndolos por servicios monodosis.
  • Evitar los “Platos para compartir”, y si se ofrecen, servirlos ya divididos por raciones.
  • En restauración, se recomienda la implantación de cartas electrónicas y otras aplicaciones móviles que eviten el contacto de los clientes con elementos del restaurante.
  • Promover el uso de las mesas de exterior, en terraza, frente a las mesas interiores.
  • Ventilar la estancia lo máximo posible. Mínimo 1 vez al día durante 5 minutos.
  • En los servicios, colocar carteles que incentiven el lavado de manos y asegurarse de que no falta nunca ni jabón ni toallas de papel de un solo uso.
  • Promover el pago con tarjeta o móvil y en caso de tener que cobrar con dinero, las personas que gestionan los cobros deben utilizar guantes y no dispensar alimentos a la misma vez.
  • En caso de devoluciones de productos, se recomienda su higienización antes de ponerlo de nuevo a la venta.

TEMA 18.2: PANDEMIAS ESTACIONALES Y SITUACIONES DE EXCEPCIÓN

 

EQUIPOS PERSONALES DE SEGURIDAD

Mascarillas

 

Inicialmente la OMS no recomendaba el uso generalizado de mascarillas para toda la población. Solo indicaba su uso para las personas con síntomas de padecer la infección, y por supuesto para los trabajadores del sector sanitario.

 

Actualmente ha cambiado este enfoque, en base a los buenos resultados sobre el control de la pandemia en los países en los que está más generalizado su uso, aunque debido a la falta de existencias de mascarillas homologadas para toda la población, siguen siendo cautos en sus recomendaciones.

 

Las empresas están obligadas a proveer a sus trabajadores de todos los equipos de protección que precisen para garantizar su seguridad y estos se deben seleccionar de acuerdo con el riesgo que presente su actividad laboral. A día de hoy, en el momento de comienzo del desconfinamiento, las mascarillas son de obligado uso en el transporte público y en los establecimientos en los que no se pueda asegurar el distanciamiento social.

 

Estos elementos de protección se deben utilizar de forma consciente y apropiada, y ser reemplazados cada vez que sea  necesario.  Es importante que se limpien y almacenen, o en su caso se desechen, de la forma correcta para evitar la contaminación de la persona que los usa, de otros usuarios, o del medioambiente.

 

Hay varios tipos de mascarillas recomendados para el control del COVID-19, con diferencias sustanciales entre ellas:

  • Mascarillas quirúrgicas: Crean una barrera para evitar que, al hablar, toser o estornudar una persona con posibilidad de estar infectada por el virus emita partículas al exterior. Por lo tanto, protege de dentro hacia fuera, pero no evita que la persona que la lleva pueda respirar partículas de virus del exterior. Protege al resto de personas de ser infectadas, pero no a la persona que la lleva, lo que es importante dado la facilidad de difusión de este virus en el ambiente. No se considera una EPI sino un producto sanitario, son desechables y no se ajustan completamente al rostro. Son recomendadas para su uso por personas que presentan síntomas del COVID-19.
  • Mascarillas filtrantes: Estas están elaboradas con sistemas de filtrado que no permiten la entrada de partículas del exterior, por lo que protegen de fuera hacia adentro. Pueden disponer de válvula de exhalación o no, la cual permite expulsar el vaho generado por la respiración. Si están provistas de válvula, el aire sale del interior al exterior sin filtrar, por lo que protegen a la persona que las lleva pero si esta estuviera infectada expulsaría sus exhalaciones contaminado el ambiente, por lo que para el control de la propagación del virus son más adecuadas las mascarillas filtrantes sin válvula, que protegen tanto de fuera hacia adentro como de adentro hacia afuera. Son indicadas para el personal sanitario o aquellas personas que trabajan de cara al público y su exposición es mayor. Se clasifican según el nivel de filtrado en FFP1, 2 o 3, siendo el FFP 2 y el 3 el recomendado para el sector sanitario. Las hay reutilizables para varias jornadas, o de un solo uso que deben ser sustituidas después de varias horas de utilización. Son más rígidas y permiten ajustarlas al rostro. Estas si se consideran un EPI y por tanto deben cumplir la reglamentación que les aplica.
  • Mascarilla dual: Son mascarillas que combinan la acción de las dos anteriores, por lo que protegen tanto a quien las lleva puestas como al resto de personas. Cumplen la reglamentación de EPI´s y la de los materiales sanitarios.
  • Mascarilla con filtro de partículas: Protegen de la inhalación a las personas que los llevan. Se clasifican según el nivel de filtrado en P1, 2 o 3. La máscara en la que se colocan los filtros se puede limpiar y desinfectar, pero los filtros no. Son las que mejor se ajustan al rostro de la persona que las lleva y se pueden reutilizar, cambiando los filtros según las indicaciones del fabricante.
  • Mascarillas higiénicas: Estas mascarillas no están diseñadas para proteger de ningún riesgo, por lo que no ofrecen ninguna protección frente al coronavirus.

 

El uso de mascarillas debe contemplarse como una medida de protección que se tiene que cumplimentar con las medidas de higiene que hemos ido comentando durante el curso.

 

Por otro lado, se deben evitar otros posibles peligros generados por el uso de las mascarillas, como la contaminación por otros patógenos que pueden proliferar por la humedad de la propia respiración retenida en la mascarilla si se utilizan más tiempo del adecuado, o el aumento de probabilidad de contagio del COVID-19 si por el uso de la mascarilla la persona que la lleva puesta tiende a tocarse la cara más de la cuenta para recolocársela.

 

A la hora de utilizar la mascarilla debemos tener en cuenta:

 

  • Colocarla tocando solamente la parte de las gomas, cubriendo la nariz, la boca y la barbilla. Evita tocar la parte frontal, y no la toques mientras la lleves puesta.
  • Quitarla sin tocar la parte frontal.
  • Sustituirla si está húmeda. Por norma general no se deben utilizar más de 4h seguidas.
  • No reutilizar mascarillas desechables y utilizar siempre las homologadas.
  • Lavarse las manos antes de ponerlas y después de quitarlas.
  • Desecharla en un cubo de basura de pedal y provisto de bolsa de basura.

 

Sobre el uso de mascarillas de tela

 

Debido a la escasez de mascarillas homologadas, muchas personas, en la mayoría de casos de forma solidaria, están cosiendo mascarillas de tela elaboradas con tejido de algodón.

 

La OMS no recomienda este tipo de mascarillas porque pueden generar otros problemas asociados como:

 

  • La proliferación bacteriana por la acumulación de humedad durante su uso.
  • La falta de capacidad de filtrado, permitiendo la salida de las microgotas generadas por la persona que la lleva, por lo que no estarían cumpliendo su principal función.
  • Algunos tejidos o sus tintes pueden resultar perjudiciales al estar en contacto durante un largo periodo de tiempo con las vías respiratorias.

 

En cualquier caso, estas mascarillas no deben ser utilizadas por el personal sanitario ni personas muy expuestas a posibles contagios, pero puede ser una solución  para  la población general, siempre que se tome la precaución de utilizar tejidos aptos para el contacto con las vías respiratorias, que se mantengan unas estrictas medidas de higiene y desinfección de estas mascarillas (lavado en lavadora a 60ºC mínimo), y se utilicen complementos de otros materiales con mayor capacidad filtrante, estando muchas de ellas elaboradas con un compartimento interior para colocarlo.

 

En estas condiciones se podrían utilizar de forma puntual para desplazamientos y contactos momentáneos, pero no se recomienda su uso continuado durante mucho tiempo.

 

Uso de pantallas o gafas protectoras

 

Otro recurso para la protección de los trabajadores es el uso de pantallas plásticas de protección facial o gafas de protección.

 

Se tienen evidencias de que el coronavirus también puede infectar a través del contacto con los lagrimales, por eso, y como medida de protección más eficaz frente a la dispersión del  virus a través del ambiente, se recomienda el uso de gafas o de pantallas protectoras para las personas con alta exposición al virus.

 

 

Además, el uso de pantallas de protección facial también evita que de forma instintiva nos toquemos la cara, gesto que conlleva gran riesgo de infección.

 

Uso de guantes

 

Otro de los elementos de protección son los guantes desechables. Se utilizan para evitar tocar directamente con las manos superficies que puedan estar contaminadas.

 

Pero su uso puede resultar contraproducente si no se utilizan de forma correcta. Pueden generar en los usuarios una falsa sensación de higiene y provocar el efecto contrario al que pretenden evitar, facilitando el contagio.

 

Si con los guantes puestos, el usuario toca superficies contaminadas y luego se toca la cara, fácilmente puede resultar contagiado; o si toca otras superficies, estará generando contaminaciones cruzadas aumentando así el riesgo de contagio posterior.

 

Cuando se utilicen guantes, se deben mantener las medidas de higiene,  que contemplan el correcto lavado de manos, con los guantes puestos o no, y la sustitución de los mismos por otros nuevos siempre que sea necesario.

 

No está recomendado el uso de guantes de látex para la manipulación de alimentos, ya que puede generar alergias alimentarias. Si son necesarios, se utilizarán guantes de vinilo o de nitrilo de color azul para poder detectar fácilmente cualquier trozo que se pueda desprender de ellos.

 

RETIRADA CORRECTA DE LOS GUANTES

 

1) Con una de las manos, coger con un pellizco el otro guante a la altura de la muñeca, por la parte interna de la mano, sin tocar la piel.

2) Hacer tracción hasta retirar el guante, sin tocar la parte interna.

3) Recoger el guante dentro de la mano en la que aún tenemos puesto el otro guante.

4) Introducir dos dedos de la mano que ya tenemos liberada por la parte interna del otro guante.

5) Con una pequeña tracción procedemos a su retirada, dejando recogido en su interior el otro guante, y siempre sin tocar la parte externa.

6) Tirarlos en un cubo de basura con bolsa.


TEMA 19: LEGISLACIÓN EN MATERIA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA Y ALÉRGENOS

REGULACIÓN LEGAL

  • Real Decreto 109/2010, de 5 de febrero.
    “Se deroga el Real Decreto 202/2000, de 11 de febrero, por el que se establecen las normas relativas a los manipuladores de alimentos, suprimiéndose por tanto dos de los elementos esenciales del mismo que entraban en conflicto con la Directiva de Servicios: la autorización administrativa previa por parte de las autoridades competentes (en general, las comunidades autónomas) de las entidades formadoras de manipuladores de alimentos y los programas a impartir por dichas entidades. Así, para garantizar los fines perseguidos por dichas autorizaciones, siguiendo lo establecido en el Reglamento (CE) n.º 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios, que en su anexo II, capítulo XII, que incluye, entre las obligaciones de los operadores de empresas alimentarias, la de garantizar «la supervisión y la instrucción o formación de los manipuladores de productos alimenticios en cuestiones de higiene alimentaria» se traslada la responsabilidad en materia de formación desde las administraciones competentes a los operadores de empresas alimentarias, que habrán de acreditar, en las visitas de control oficial, que los manipuladores de las empresas han sido debidamente formados en las labores encomendadas.”
  • La puesta en marcha del APPCC es obligatoria con el fin de cumplir la Directiva 93/43/CEE de 14 de junio, relativa a la higiene de los alimentos.
  • En la actualidad, los Certificados emitidos conforme a la nueva normativa no especifican un periodo concreto de validez del certificado. Sin embargo, teniendo en cuenta la obligación de todas las empresas alimentarias de asegurar la correcta formación de sus trabajadores en lo relativo a la manipulación de alimentos y que ésta debe ser continuada y adecuada a la actividad laboral que se desempeña, se sigue recomendando renovar, como máximo, cada 4 – 5 años.
  • Los responsables de las empresas del sector alimentario deberán disponer de la documentación que demuestre los tipos de programas de formación impartidos a sus manipuladores, la periodicidad con que los realiza, en su caso, y la supervisión y vigilancia de las prácticas de manipulación, que habrán de acreditar, en las visitas de control oficial por parte de la administración.
  • R.D. 1420/2006 1 de diciembre. Prevención de la parasitosis por anisakis en productos de la pesca suministrados por establecimientos que sirven comidas a consumidores finales o a colectividades. El Ministerio de Sanidad anunciaba que a principios del año 2001 se aprobaría un Real Decreto que establecería los criterios higiénicos-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis. Pero no fue hasta finales del mes de julio, día 27, cuando el Consejo de Ministros dio luz verde.
    En él remarcaban que los titulares de las instalaciones son los responsables de realizar los programas de mantenimiento periódico para garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones y el control de calidad microbiológica y físico-química del agua. Para ello deben disponer de un Registro de Mantenimiento con las fechas de revisión, limpieza y desinfección general, así como el protocolo utilizado, los productos empleados con las dosis, el tiempo de actuación, fechas y resultados de los análisis del agua con la firma del responsable técnico de los mismos.

NORMATIVA EUROPEA DE ALÉRGENEOS E INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

El 13 de diciembre de 2014 entra en vigor el Reglamento Europeo 1169/2011, que regula la información que se le proporcionará al consumidor en materia de etiquetado y productos o sustancias susceptibles de causar alergias o intolerancias alimentarias.

Según esta normativa, todas las empresas del sector alimentario deberán implantar, de forma obligatoria, una serie de medidas dirigidas a eliminar o minimizar cualquier riesgo alimentario en la salud de los consumidores.

Las medidas afectan a 3 áreas:

  • Deberá revisarse el ETIQUETADO de todos los alimentos envasados para adaptarlos a la nueva normativa.
  • Es necesario establecer procesos de trabajo para la GESTIÓN DE ALÉRGENOS mediante los cuales se registro y controle la presencia de alérgenos en la producción y elaboración de productos alimenticios.
  • Todas las empresas alimentarias tienen la obligación de facilitar información sobre los alimentos vendidos o suministrados, con especial mención a los 14 tipos de ingredientes alérgenos indicados en la norma y que pudieran formar parte de su composición.
  • Las empresas que sirvan alimentos no envasados o a granel deberán proporcionar obligatoriamente información sobre los productos que contengan alérgenos.
  • Por todo lo anterior deberán adaptarse a lo regulado en dicha normativa los restaurantes, cafeterías, bares, comedores colectivos, empresas de comida a domicilio, catering y comercios de alimentación, incluidos aquellos que se dediquen a la venta online de alimentos.

Aunque existen muchos posibles alérgenos, solo es OBLIGATORIO informar de los que contengan uno estos 14 elementos:

  1. Cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, etc).
  2. Crustáceos o productos a base de crustáceos.
  3. Mostaza y productos derivados.
  4. Alimentos y alergenos
  5. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  6. Leche y sus derivados.
  7. Huevos y productos a base de huevos.
  8. Pescado y productos a base de pescado.
  9. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  10. Soja y productos a base de soja.
  11. Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, etc).
  12. Apio y productos derivados.
  13. Dióxido de azufre y sulfitos. Utilizados como antioxidantes y conservantes, por ejemplo en frutos secos, vino, patatas procesadas, etc.
  14. Altramuces y productos a base de altramuces.
  15. Moluscos y productos a base de moluscos.

*La Unión Europea puede modificar o ampliar este listado, por lo que es necesario estar correspondientemente informado y actualizado sobre los posibles cambios que puedan estipularse.




Test sobre este apartado


1. Quien es el responsable de la formación de los manipuladores?


2. A que temperatura han de matenerse los alimentos congelados ?


3. La causa de la contaminación biológica de los alimentos es

4. Cuando los gérmenes pasan de un alimento a otro, se denomina


5. A que temperatura se reproducen más rápido BACTERÍAS, LEVADURAS Y MOHOS ?

6. ¿Que alimento queda totalmente prohibida su elaboración?


7. En la prevención de enfermedades de transmisión alimetaria es fundamental:


8. Una de las plagas más peligrosas por su capacidad de transmitir enfermedades son

9. En el caso de encontrar algún animal, de debe:


10. La desinfección debe realizarse...


11. Los microorganismos sólo se destruyen con:


12. En el momento de adquirir un alimento es importante


13. Que significan las siglas APPCC?


14. Que establece la Ley de Información Alimentaria en materia de alérgenos?





15. ¿A quien va dirigido este curso?


16. ¿Cuál de las siguientes medidas preventivas en la cocina es falsa?


17. Los lavamanos estarán próximos al lugar de manipulación de los alimentos y los grifos serán de ...


18. Todos los alimentos deberán protegerse con:


19. Los miembros del personal que padezcan una enfermedad infecciosa, en el momento de la aparición de los primeros síntomas deberán :


20. Marca la respuesta falsa sobre las descongelaciones:

21. Marca la respuesta falsa acerca de las conservas: